nación

Así cayeron dos mujeres que usaban escopolamina para robar a sus víctimas en Bogotá

Entre enero y marzo de este año se presentaron 380 casos de robos con escopolamina, mientras que en el primer trimestre de 2021 las cifras ascendieron a 215 casos.


La Secretaría de Seguridad y la Policía Metropolitana de Bogotá anunciaron este lunes la captura de dos mujeres en la localidad de Kennedy, señaladas de usar escopolamina para doblegar a dos hombres con el objetivo de hurtarles sus pertenencias.

El secretario de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto, destacó que la oportuna reacción de las autoridades evitó que el caso pasara a mayores.

“Este fin de semana hubo una rápida reacción de la Policía donde logramos impedir que un hecho delincuencial se consumara y además hubo estas importantes capturas”, dijo.

Por su parte el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía de Bogotá, afirmó que las capturas se lograron gracias a la denuncia de la dueña de la vivienda donde residen las víctimas y quien se percató de que las mujeres iban a huir con unas maletas.

Según las investigaciones, las dos víctimas conocieron a las jóvenes en un sitio de venta de bebidas embriagantes de la localidad. “Sometieron a dos señores, ingresaron a su residencia y les estaban hurtando sus pertenencias”, afirmó el general Camacho, comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

El alto oficial agregó que uno de los hombres afectado por la sustancia suministrada alcanzó a convulsionar y que ambos fueron trasladados a un centro hospitalario donde son atendidos.

Robos con escopolamina, el delito que más aumenta en Bogotá durante 2022

En lo corrido del año se han incrementado los hurtos cometidos con uso de escopolamina en Bogotá en un 76 %, según las cifras de marzo publicadas por la propia Secretaría Distrital de Seguridad, lo que prende aún más las alarmas sobre esta modalidad de robo.

Entre enero y marzo de este año se han presentado 380 casos de robos con escopolamina, mientras que el primer trimestre de 2021 las cifras ascendían a 215 casos.

Ahora en Bogotá la modalidad es drogar a las víctimas para robarlas o violarlas y es una total irresponsabilidad que la Administración no tome medidas al respecto. El fin de semana vimos en noticias varios casos, y estos son solo la punta del iceberg, ya que como lo demuestran las cifras de Seguridad este es un delito que solo crece”, manifestó Juan Baena, concejal por el Nuevo Liberalismo.

“En la ciudad estamos sitiados por los delincuentes y las medidas anunciadas por la Administración siguen sin ser efectivas y yo me pregunto si la mejor forma de tener una ciudad segura es volver a las cuarentenas generadas por la pandemia, único período en el que las cifras de seguridad en Bogotá mejoraron desde que llegó la administración de Claudia López”, complementó Baena.

Es evidente que la inseguridad sigue disparada. Durante marzo se registraron 10.088 casos de hurto a personas en la ciudad, equivalentes a cerca de mil casos más que los reportados en el mismo mes de 2021, lo que indica que el delito aumentó más del 13 % en comparación con igual mes de año pasado y más del 65 % comparado con marzo de 2020.

Por su parte, los robos con uso de arma de fuego reportan un crecimiento del 9,4 %, mientras que el hurto con arma blanca aumentó en 10,3 %. Al contrastar las cifras con febrero de este año, hay un incremento de 1.476 casos, lo que representa 17 % más robos en Bogotá.

Ahora, si las cifras se miran en lo corrido del año, entre enero y marzo, se evidencia que se presentaron 27.205 casos de hurtos a personas en Bogotá, lo que representa un aumento del 16,8 % frente a hace un año, cuando hubo 23.290 casos.

“La situación de seguridad en Bogotá nos preocupa. Al revisar las cifras desde enero de 2021, por ejemplo, vemos que los hurtos a personas siguen y siguen creciendo. Además, hay que tener en cuenta que se estima que solo el 30 % de los delitos son reportados, lo cual quiere decir que los números que maneja la Administración son solo una pequeña parte del problema”, concluyó el concejal del Nuevo Liberalismo.