bogotá

¿Qué está pasando en Bogotá? Hallan sin vida a hombre reportado como desaparecido el 22 de abril

Además, las autoridades aún no han podido dar con el paradero de Juan Andrés López, estudiante de la Javeriana que desapareció el 21 de abril.


Hace algunos minutos se conoció que las autoridades hallaron el cuerpo sin vida de Hernán Felipe Mejía, quien había sido reportado como desaparecido desde el pasado 22 de abril. El hombre de 39 años fue visto por última vez al salir del restaurante conocido como Mesa Franca, ubicado en la localidad de Chapinero, al nororiente de Bogotá.

Según contaron sus familiares, Mejía vestía una camisa azul, chaqueta negra y un jean al momento de su desaparición. Asimismo, informaron que la última vez que conocieron algún detalle de su paradero fue el viernes sobre las 10 de la noche, justo cuando salió del negocio ubicado en la calle 61 con carrera 5.

Después de algunas horas de estar totalmente incomunicado, familiares y amigos empezaron a rotar imágenes con su fotografía en redes sociales, con el fin de que algún ciudadano pudiera dar información sobre el paradero del hombre.

La información preliminar ofrecida por la Policía de Bogotá asegura que Mejía, oriundo de Pereira, fue hallado sin signos de violencia, aunque aún es tema de investigación, entonces, cuáles fueron las razones para que este hombre perdiera la vida. Medicina Legal aún continúa analizando el cuerpo de la víctima.

“La muerte se tomó a Bogotá”

Al percatarse de esta noticia, varias personas en redes sociales no dudaron en criticar una vez más la gestión de entidades como la Policía Metropolitana, así como la propia Alcaldía de Bogotá, acusándolos de ser los culpables de la ola de desapariciones y muertes que se han registrado en los últimos días en la capital colombiana.

“Oye, atentos, no estamos completos, Hernán fue hallado sin vida, paz a su alma; fortaleza a los suyos. Señora Claudia López (alcaldesa de Bogotá), señores Policía de Bogotá, ¿qué está pasando?”, escribió un internauta en Twitter.

Cabe recordar que Mejía no era la única persona que estaban buscando las autoridades este fin de semana, pues aún es una incógnita el paradero de Juan Andrés López, un joven de 21 años y estudiante de ingeniería civil en la Universidad Javeriana, que fue visto por última vez sobre las 9:30 p. m., del pasado 21 de abril, justo a las afueras de la institución educativa.

Según explica su familia, la situación es cada vez más desesperante, teniendo en cuenta que el joven nunca se desaparece de esta forma, ni mantiene incomunicado por tanto tiempo. Así lo expresó su padre, Nelson López, quien en reiteradas oportunidades ha pedido colaboración para poder encontrar a su hijo.

“El jueves 21 de abril lo vimos por última vez con las cámaras de la Universidad Javeriana, tenía una salida técnica, entró a la biblioteca de ingeniería, completó lo que tenía que hacer y salió para la casa, pero nunca llegó”, dijo el desesperado padre.

Sin embargo, al ver que la búsqueda iniciada por las autoridades no arroja grandes resultados, el hombre dice que es inevitable pensar lo peor en relación con la situación actual del joven.

“De pronto fue atacado con alguna sustancia, pues sale de la universidad normal, no acostumbraba a salir de la casa sin avisar (…) el celular se va a correo de voz, dijo que estaba preparando una sustentación al otro día”, mencionó López, horas antes de que las autoridades hallaran el teléfono móvil de Juan Andrés, así como su maleta y el casco que usa durante sus clases en la universidad.

Asimismo, se halló una tarjeta TuLlave, propiedad del joven que fue usada por última vez en las estaciones de TransMilenio de la calle 19 y la Avenida Jiménez. Las autoridades esperan que estos objetos y el sitio en el que los hallaron sean de ayuda para poder encontrar a Juan Andrés.

“Yo hablé con él la última vez ese jueves 21 de abril a las 6:20 p. m., me aseguró que tenía pendientes unos compromisos académicos y luego saldría para la casa en Transmilenio. En los videos de seguridad observamos que sale de la universidad, pero nunca llegó a la casa”, concluyó el padre del joven estudiante.