medio ambiente

Esperanzadoras cifras: se registra aumento de la población de tigres en un 40 %, pero aún están en peligro

A pesar del hallazgo, la comunidad científica y de preservación dice que se debe ampliar el cuidado de los hábitats con una gestión efectiva y otras características.


Una de las especies de animales que se reconoce por su singular pelaje rayado y afilados colmillos es el tigre. Al ser el felino más grande del mundo, su caza lo ha llevado a encontrarse en peligro, además la acción directa de la destrucción del medio ambiente también ha comprometido la vida del Panthera tigris (nombre científico).

No obstante, a pesar de las diferentes prácticas de impacto negativo, todo indica que la situación del gran felino, en términos de supervivencia, está mejorando significativamente.

Teniendo en cuenta datos compartidos por la autoridad mundial del estado del entorno natural: la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), la cifra de tigres que actualmente permanecen en el planeta Tierra están entre las 3.726 y 5.574 especies, según un comunicado del organismo encargado de tomar medidas necesarias para salvaguardarlos.

Lo mejor de esto es que la IUCN da a conocer que si se compara la anterior cifra con datos numéricos de 2015, el aumento de los grandes felinos es notorio, ya que, al menos, se está hablando de que el incremento de tigres es del 40 %.

De acuerdo con la entidad, que tiene como pilar la subsistencia animal, una de las razones por las que es notorio el incremento de tigres se debe a las técnicas de monitoreo.

Asimismo, la buena noticia tiene relación con el Programa Integrado de la IUCN de Conservación del Hábitat del Tigre, pues este demuestra que si se mantienen los esfuerzos de conservación hay un éxito de por medio, el cual representa una recuperación prolongada de la especie animal.

A pesar de que este hallazgo es fortuito para el medio ambiente y la mejora de la mitigación de extinción del tigre, los expertos advierten que la efectividad del programa no significa que el popular felino salga de la categoría de “peligro”.

Un tigre de bengala está entre los vacunados (imagen de referencia)
Un tigre de bengala está entre los vacunados (imagen de referencia) - Foto: Getty Images / SOPA Images / Colaborador

La autoridad del estado del mundo natural detalla que una de las amenazas que más enfrenta el tigre es la caza furtiva (ilegal).

“La caza furtiva y legal de sus presas, y la fragmentación y destrucción de sus hábitats debido a las crecientes presiones de la agricultura y los asentamientos humanos” son las causas de deterioro para el Panthera tigris, explica la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

En ese sentido, la citada entidad dice que es necesario dar continuidad a la protección de este animal carnívoro. De hecho, precisan que se debe ampliar el cuidado de las áreas con una gestión efectiva que será clave para el entorno. En adición, trabajar al lado de “las comunidades locales que viven en y alrededor de los hábitats de los tigres”.

Aunque aún falta mucho por hacer, este hallazgo es celebrado por los preservadores de la especie y la comunidad científica.

Por otro lado, mientras se comparte esta noticia, hay otros datos que no son tan esperanzadores. La IUCN también informa que la población de la mariposa monarca migratoria -con nombre científico de Danaus plexippus- ha disminuido drásticamente; entre 22 y 72 % ha bajado la especie voladora que se encuentra desde México hasta Canadá.

Danaus pelxippus. Es la mariposa monarca más popular de México y una de las más famosas del mundo. Su migración desde Estados Unidos hasta México es considerada uno de los espectáculos naturales más bellos. A los adultos se les puede encontrar sobrevolando claros y bordes de bosque, donde visitan diferentes flores para alimentarse. Jardín Botánico del Quindío
Danaus pelxippus. Es la mariposa monarca más popular de México y una de las más famosas del mundo - Foto: .

“La tala legal e ilegal y la deforestación para hacer espacio para la agricultura y el desarrollo urbano ya han destruido gran parte de los refugios invernales de las mariposas en México y California, mientras que los pesticidas y herbicidas utilizados en la agricultura intensiva en todo el área de distribución de la especie matan a las mariposas y al algodoncillo, la planta huésped de la que se alimentan las larvas de mariposas monarca”, comunica la IUCN, unión de miembros única formada por organizaciones gubernamentales y de la sociedad civil.