nación

La CAR pide a la ciudadanía no atacar a Tamá, el oso que se escapó del Parque Jaime Duque; la búsqueda continúa

Un equipo de profesionales con experiencia en rastreo de especies de fauna silvestre y apoyado con drones dotados de tecnología con visión térmica, sigue la búsqueda.


Las autoridades ambientales continúan la búsqueda del oso de anteojos que se escapó el pasado jueves 15 de septiembre de la reserva natural Bioparque Wakatá de la Fundación Parque Jaime Duque, ubicado en el municipio de Tocancipá. El director de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), Luis Fernando Sanabria Martínez, reiteró el llamado para proteger la vida de Tamá, como se llama el animal.

“Reiteramos nuestro llamado para que quien aviste al animal no intente por ningún motivo agredirlo y nos dé aviso inmediato. Es una especie muy importante para nuestros ecosistemas, por ejemplo, transporta semillas dentro de su sistema digestivo, que al defecar germinan para regenerar la vegetación para que los bosques y páramos sigan con vida”, dijo el director de la entidad.

Un equipo de profesionales con experiencia en rastreo de especies de fauna silvestre compuesto por profesionales de la CAR, Parques Nacionales y la Fundación Parque Jame Duque y apoyado con drones dotados de tecnología con visión térmica, continúa la búsqueda.

“Hemos encontrado varias pesquisas, entre ellas comederos frescos donde ya ubicamos unas cámaras trampa y dejamos fruta que muy seguramente se acercará a consumir. Este martes nos concentramos sobre la cresta del cerro de Tibitoc donde hemos identificado que se ha estado moviendo el oso. También adelantamos la búsqueda con caninos entrenados”, explicó Leonardo Martínez, Biólogo de la CAR.

La entidad pidió a la comunidad que en caso de avistar al animal se abstenga de alimentarlo o hacer algún tipo de contacto con él y que además resguarde a sus mascotas.

“No es una especie agresiva y por lo general huye y se esconde cuando detecta la presencia de humanos. Si no lo atacamos, si no lo molestamos, no representa ningún peligro. Pedimos a la comunidad aledaña a esta zona del parque que tenga especial cuidado con sus mascotas para que, por las condiciones propias de su especie, el oso no les vaya a causar daño”, resaltó Carlos Bello, director de Evaluación, Seguimiento y Control Ambiental de la CAR.

Los números telefónicos dispuestos para entregar información en caso de avistar al individuo, son:

- 601 580 11 11

- 317 366 82 60

- 320 344 79 31

- 310 819 27 45

Se trata de un oso rescatado por la Corporación Autónoma Regional de Norte de Santander (Corponor), que lo encontró en condiciones críticas de dependencia humana que le impedían vivir por sí mismo en su ecosistema natural, por lo que fue necesaria su reubicación en esta reserva de la sabana central del departamento de Cundinamarca que cumple con las características para garantizar su supervivencia.

Aumentó la población de osos anteojos en Neiva

Los más recientes registros en cámaras trampa demuestran que la población de osos de anteojos que habita en la cuenca del río Las Ceibas de Neiva aumentó en los últimos años llegando a 10 ejemplares, según dio a conocer la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena-CAM.

Este aumento debido a que el oso de anteojos es una especie que se encuentra a nivel mundial en la categoría Vulnerable a la Extinción.
Este aumento debido a que el oso de anteojos es una especie que se encuentra a nivel mundial en la categoría Vulnerable a la Extinción. - Foto: Cortesía

Desde hace un tiempo se lleva a cabo un seguimiento por parte de profesionales del proyecto Río Las Ceibas de la CAM y los integrantes del grupo de monitoreo comunitario Cacique Candela de Neiva, al hábitat del oso andino en zona rural de la capital del Huila, identificando senderos estratégicos de actividad de especies silvestres, así como de huellas indirectas del oso de anteojos y la localización de árbol rascadero comunitario de la especie.

Al respecto, Katherine Arenas, bióloga de la CAM, precisó que se realizó el análisis de los registros fílmicos, logrando la individualización de los ejemplares de oso andino a través de las características morfológicas de cada uno, como su mancha facial y pectoral, sexo y volumen corporal, lo que permitió determinar la presencia de cuatro osos avistados por primera vez.

Arenas destacó este aumento debido a que el oso de anteojos es una especie que se encuentra a nivel mundial en la categoría Vulnerable a la Extinción, siendo una especie en la que se estima que no quedan más de 18.000 individuos adultos en todo el mundo.

La bióloga sostuvo que, tras analizar los videos realizados en esta cuenca, se ha podido establecer que la población de esta especie de mamífero se encuentra estable.