medioambiente

“Nos enfilamos hacia un mundo inhabitable”, advirtió el secretario general de la ONU

El alto funcionario criticó que “algunos gobiernos y líderes empresariales dicen una cosa y hacen otra”, sobre planes para frenar el cambio climático.


Una dura advertencia lanzó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) al alertar que las temperaturas de la Tierra rebasarán un umbral crucial de peligro, a menos que se reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero más rápido de lo que los países se han comprometido a hacerlo.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, dijo este martes 5 de abril que el reporte del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus iniciales en inglés) reveló “una letanía de promesas climáticas rotas” de parte de gobiernos y corporaciones, a los que acusa de alimentar el calentamiento global al aferrarse al uso de combustibles fósiles.

“Es un expediente vergonzoso que cataloga las promesas vacías que nos enfilan hacia un mundo inhabitable”, afirmó Guterres, en declaraciones recogidas por la agencia de noticias AP.

En el acuerdo climático de París en 2015, los gobiernos acordaron mantener el calentamiento global muy por debajo de los 2 grados Celsius (3,6 Fahrenheit) este siglo, con un objetivo ideal de 1,5 Celsius (2,7 Fahrenheit). Sin embargo, las temperaturas ya han aumentado en más de 1,1 grados Celsius (2 Fahrenheit) respecto a la época preindustrial, dando como resultado incrementos mensurables de desastres, como las inundaciones súbitas, calor extremo, huracanes más intensos e incendios forestales más prolongados, mismos que ponen vidas humanas en peligro y les cuestan miles de millones de dólares a los gobiernos.

“Las emisiones globales proyectadas (de los compromisos nacionales) colocan fuera del alcance el límite del calentamiento global de 1,5 Celsius y dificultan alcanzar el límite de 2 Celsius después de 2030″, declaró el organismo.

El copresidente del reporte, James Skea, del Imperial College London, dijo a la agencia The Associated Press que, en otras palabras, “si seguimos actuando como hasta ahora, ni siquiera vamos a limitar el calentamiento a 2 grados, ya no digamos 1,5″.

De acuerdo con el reporte de la ONU, las inversiones actuales en infraestructura de combustibles fósiles y la deforestación de grandes extensiones de bosque para fines agrícolas socavan las enormes reducciones de emisiones que se necesitan para cumplir con el objetivo trazado en París

En 2019, las emisiones fueron alrededor del 12 % superiores a las de 2010 y 54 % por encima de las de 1990, indicó Skea.

default
- Foto:

El panel de la ONU indicó que el 40 % de las emisiones que se han producido desde entonces provienen de Europa y Norteamérica. Al este de Asia, que incluye a China, se le atribuyen poco más del 12 %. Pero China rebasó a Estados Unidos como el mayor productor de emisiones a nivel mundial a mediados de la década de los 2000.

Antonio Guterres criticó que muchos países y compañías han utilizado recientes cumbres climáticas para presentar un panorama esperanzador de sus esfuerzos para reducir las emisiones, mientras siguen invirtiendo en combustibles fósiles y otras actividades contaminantes.

“Algunos gobiernos y líderes empresariales dicen una cosa y hacen otra”, declaró. “Para decirlo de manera más clara: están mintiendo. Y los resultados serán catastróficos”, lamentó el secretario general de la ONU.

Entre las soluciones que se recomiendan están el rápido abandono de los combustibles fósiles para favorecer las energías renovables, como la solar y la eólica, la electrificación de los transportes, un menor consumo de carne, un uso más eficiente de los recursos y un apoyo financiero masivo a los países pobres que no pueden pagar estas medidas sin ayuda.

Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el mundo necesita una reducción del 55 % de dichas emisiones para limitar el aumento de la temperatura global por debajo de 1,5 °C, el máximo definido por los científicos como el escenario menos arriesgado para nuestro planeta y el futuro de la humanidad.