Tendencias
Astronauta
Se espera que el reloj sea utilizado por los astronautas que viajen al planeta rojo. - Foto: Getty Images/iStockphoto

tecnología

Agencia Espacial Europea creó reloj que da la hora de Marte; su precio, digno de un sueldo de congresista colombiano

Se planea que sea utilizado por los astronautas que viajen por primera vez al planeta rojo.

Luego de una serie de negociaciones, la Agencia Espacial Europea y la firma suiza Omega, especializada en relojes, crearon un nuevo dispositivo que será capas de dar la hora, tanto en la Tierra, como en Marte.

Este aparato fue sometido a intensas pruebas en el Centro Europeo de Investigación y Tecnología Espacial, quienes acudieron a los equipos de exploración de Marte para finiquitar detalles que le permitieran al dispositivo ser preciso y exacto.

La nueva joya de la compañía suiza fue denominado X-33 Marstimer y se ha indicado que será resistente a las condiciones espaciales, tanto así, que se planea que los astronautas que viajen pro primera vez al planeta rojo lo porten en sus muñecas.

La trayectoria de esta marca en las misiones espaciales no es nueva; los hombres de diferentes misiones, inclusive del equipo Apolo, encargado del alunizaje, llevaron en sus viajes anteriores estas piezas.

La tecnología utilizada para el desarrollo Marstimer contiene patentes propias de la Agencia Espacial Europea que le permiten, entre otras cosas, ofrecer datos precisos para la operación del róver Rosalind Franklin. Además, quienes lo utilicen no solo podrán saber qué hora es en Marte, sino guiarse y encontrar el norte verdadero en la Tierra y Marte sin recurrir a una brújula magnética.

Se estima que el precio de este aparato ronde los 6.100 euros, sin impuestos, lo que en Colombia, al cambio de hoy equivaldría a un poco más de 27 millones de pesos; cabe recordar que en Marte, los días duran 37 minutos más.

¿Cómo se ven los anillos de Neptuno?

El telescopio espacial James Webb de la NASA ha captado la vista más clara de los anillos de Neptuno en más de 30 años, exponiendo así una nueva perspectiva del gigante de hielo.

Uno de los elementos más destacados de las imágenes captadas por el telescopio Webb es la nitidez con la que capturó los anillos del planeta, algunos de los cuales no se habían detectado desde que la Voyager 2 de la NASA se convirtió en la primera nave espacial en observar a Neptuno durante su sobrevuelo en 1989.

Además de varios anillos brillantes y angostos, la imagen de Webb revela con gran calidad unas serie bandas de polvo más tenues.

Han pasado tres décadas desde la última vez que vimos estos anillos tenues y polvorientos, y esta es la primera vez que los hemos visto en el infrarrojo”, precisó Heidi Hammel, experta en sistemas de Neptuno y científica interdisciplinaria del equipo del telescopio Webb, en un comunicado para la prensa.

Hammel también subrayó que la calidad de la imagen obtenida es sumamente estable y precisa, esto hizo que Webb permitiera revelar la presencia de los tenues anillos que se encuentran cerca a Neptuno.

El telescopio Webb también logró captar siete de las 14 lunas conocidas de Neptuno. En las imágenes recientemente captadas también se puede apreciar un punto de luz muy brillante que muestra los picos de difracción característicos que se ven en muchas de las imágenes de Webb, pero esto no es una estrella. Más bien, esta es la luna grande e inusual de Neptuno, Tritón.

El satélite ‘Tritón’, cubierto de un brillo helado de nitrógeno condensado, refleja un promedio del 70 por ciento de la luz solar que le llega.

Desde su descubrimiento en 1846, Neptuno, planeta que está situado a una distancia 30 veces mayor de la que hay entre el Sol y Tierra, ha sido de gran interés para la comunidad científica.

Con el paso de las décadas, los investigadores se han propuesto reunir la mayor información posible sobre el planeta que está a una distancia extrema del Sol. Gracias a ello, los científicos han podido comprender que Neptuno es un gigante de hielo a causa de la composición química de su interior.