tecnología

¿Cargar el celular toda la noche puede dañar la batería?

La pregunta es común entre quienes quieren empezar un día nuevo con la batería de su celular al ciento por ciento.


La tecnología forma parte del día a día de las personas. No hay un momento en el que no se utilice el teléfono celular, se encienda el computador, la televisión o una tablet, entre otros dispositivos.

Haciendo énfasis en los celulares, muchos estudios demuestran que la vida media de un teléfono móvil en la actualidad es de entre 18 y 24 meses, sobre todo por las baterías. Además, está demostrado que las personas hacen un muy mal uso de los smartphones y estropean inconscientemente sus baterías.

El informe Digital 2021 Global Overview Report, publicado por Hootsuite y We are social, reveló que en Colombia el uso de teléfonos inteligentes o smartphones incrementó un 4,5 % debido a la incidencia de la pandemia en los trabajos y la comunicación.

Dejar cargando el celular toda la noche no quiere decir que afecte positivamente la calidad de la batería.
Dejar cargando el celular toda la noche no quiere decir que afecte positivamente la calidad de la batería. - Foto: Pixabay

Con o sin pandemia, en la actualidad es más que normal tener un dispositivo móvil casi que las 24 horas del día, incluso en las noches muchos consideran esencial conectarlo y cargarlo para que a la mañana siguiente el teléfono esté completamente cargado.

Cuando se carga una batería al 100 % se completa un ciclo de carga, los teléfonos celulares cuentan con 300 a 500 ciclos de carga, cuando estos terminan, la calidad de la batería empieza a disminuir al igual que la capacidad máxima de energía que soporta, más o menos dos años después de su compra.

No obstante, dejar cargando el celular toda la noche no quiere decir que afecte positivamente la calidad de la batería. Igualmente, los dispositivos de hoy en día son muy inteligentes y cuentan con un sistema de protección muy bueno, que no permite que, una vez esté cargado al 100 %, se siga ingresando energía al sistema, por lo cual el cargador se apaga automáticamente.

“Los teléfonos modernos son inteligentes, lo que significa que han incorporado chips de protección que evitarán que el teléfono cargue más de lo que debería”, explicó a Time, Edo Campos, portavoz del fabricante de baterías Anker.

Además, hay que tener en cuenta que un celular no necesita más de dos horas para lograr tener una carga completa, por lo que dejarlo conectado durante toda una noche no es nada beneficioso para la batería. Realmente lo que sucede es que cuando el teléfono alcanza el 100 %, el cargador sigue trabajando; por consiguiente no da tiempo a que el teléfono vaya perdiendo carga, pero el cargador sigue recargando el teléfono al mismo tiempo. Esto hace que la batería del móvil vaya “rebotando” entre una carga completa y una casi completa. La consecuencia es que se puede dar un aumento de temperatura del celular y por lo tanto, afectará a la vida útil del mismo.

Cabe recordar que antiguamente, las baterías de los celulares eran hechas con níquel, por lo cual si se cargaban constantemente por largos periodos de tiempo perdían su funcionalidad y capacidad. Sin embargo, hoy en día, la mayoría de baterías están hechas con iones y polímeros de litio, que garantiza una mejor capacidad y funcionalidad.

Consejos para cuidar la batería del celular

  • No usar el celular mientras se carga, ya que se puede sobrecalentar.
  • No cargar con un cargador que no es el original o de carga rápida.
  • Evitar temperaturas extremas que sobrecalientan el dispositivo.
  • Evitar dejar conectado el móvil cuando la batería esté al 100 % de su carga.
  • No es necesario cargarlo 8 horas cuando está nuevo.
  • No es necesario cargarlo completamente todas las veces.
  • No cargar cuando aún tiene suficiente batería (más del 50 %).
  • Evitar que la carga baje del 5%.
  • Evitar apagarlo cuando no sea necesario.
  • Mantener la carga entre el 20 % y el 80 % para evitar sobreesfuerzos.
  • No dejar el celular cargando debajo de la almohada o entre la ropa.
  • Poner a cargar el móvil sobre una superficie de trabajo o una mesa de madera porque la batería no producirá suficiente calor.