emprendimientos

Colombianos desarrollan app que ayuda a corregir la mala postura en el trabajo

Expertos aseguran que una mala postura puede acarrear serios problemas de salud.


A diario muchas personas descuidan su forma de pararse, sentarse y hasta de acostarse en la vida diaria, restaándole importancia a lo que conlleva para la salud una buena o mala postura y solo toman conciencia de este tema en el momento que deben enfrentar las consecuencias.

Uno de los escenarios en los que más se ve esta práctica negativa para la salud es el trabajo, ya que factores como el estrés, el cansancio y pasar varias horas frente a un computador facilitan que la gente se olvide de pararse o sentarse bien, generando fuertes cargas sobre la columna, el cuello y la visión.

Según los médicos, una buena postura facilita la respiración, mejora la imagen personal, aumenta la capacidad de concentración y evita complicaciones en la salud como la mala circulación, hernias discales, dolores de espalda y cabeza y presiones en el pecho. No obstante, pese a que muchos se esfuerzan, con el paso de las horas se olvidan del tema.

Teniendo en cuenta esto, los desarrolladores de Wearables LAB crearon un dispositivo que le ayuda a la gente a cumplir esta tarea, mediante un monitoreo constante que no solo advierte de una mala postura, sino que recolecta información del tiempo que se está en una buena o mala posición.

Leonardo Quintana, CEO de Wearables LAB, indicó que esta herramienta de bajo costo nació como una idea para ayudar a las personas, partiendo de la misma tecnología que usa equipos con los cuales es posible monitorear el sistema cardiaco, posturas inadecuadas, dolencias musculares, y actividad nerviosa, entre otras.

Nuestros hábitos han cambiado y labores como el estudio y trabajo se realizan desde casa, es común sufrir de dolencias en varias partes del cuerpo como la espalda y las manos, por esta razón es necesario adoptar hábitos saludables con una correcta postura corporal para así reducir los riesgos relacionados con nuestra columna y el desarrollo de lesiones osteomusculares derivados a una postura inadecuada”, explicó Quintana.

Según este experto, quien por más de 20 años fue director del Centro de Estudios de Ergonomía de la Pontificia Universidad Javeriana, el corrector de postura Beep es un dispositivo de Internet de las cosas (IoT por sus siglas en inglés) el cual presenta tres grandes avances.

“Lo primero es que emite vibraciones y alertas al usuario para advertirlo de una mala postura, incentivando la corrección de dicha postura, también recopila diferentes tipos de datos y los hace visibles a través de la aplicación móvil y por último procesa los datos junto a un equipo de expertos, para entregar una retroalimentación completa al usuario”, agregó el creador de esta herramienta.

Leonardo Quintana agregó que “nosotros nos diferenciamos de productos similares en el mercado en que mientras los otros dispositivos capturan la posición de la columna, nosotros medimos riesgo postural, potencial y acumulativo con base en los datos recopilados desde nuestra tecnología, y esto lo logramos usando nuestra experiencia y conocimiento de varios años en Ergonomía, Anatomía, Fisiología y Factores Humanos”.

El corrector postural Beep se complementa con una app, la cual se encarga de recopilar los datos de postura y enviarlos a la web, donde luego se generan los informes y recomendaciones de posturas que se comparten con el usuario y demás personas interesadas.

“Las personas adicionalmente pueden tener un monitoreo más completo en tiempo real de su postura desde su celular para así darse cuenta de los grados de inclinación de su cuerpo. Adicionalmente, el mismo dispositivo al detectar una desviación en el tronco del usuario emite una vibración, advirtiendo a la persona de corregir su postura”, comenta Óscar Bernal, director de Ergonomía de la empresa.

Con esta apuesta tecnológica, este grupo de emprendedores esperan aportar en la búsqueda de una mejor calidad de vida para miles de personas en el país, mediante el acceso a tecnologías que antes eran muy costosas y desde ahora serán más asequibles en el mercado.