tecnología

La marca Meta, nuevo nombre de Facebook, habría sido registrada dos meses antes por una pequeña empresa

Se trata de una pequeña empresa con sede en Arizona, Estados Unidos.


El pasado 28 de octubre se confirmó que el conglomerado tecnológico Facebook Inc., liderado por el millonario estadounidense Mark Zuckerberg, pasó a llamarse Meta, aunque este cambio no modificará los nombres de sus diferentes redes sociales como Facebook, WhatsApp e Instagram.

La decisión fue calificada por muchos como una estrategia para desviar la atención sobre los recientes escándalos de la compañía, a pesar de sus buenos resultados económicos. Sin embargo, se conoció que el nombre Meta ya habría sido registrado por una pequeña empresa semanas antes del anuncio de Facebook.

Getty images
(Ilustración fotográfica de Mateusz Slodkowski / SOPA Images / LightRocket a través de Getty Images) - Foto: SOPA Images/LightRocket via Gett

Se trata de la empresa Meta PCs, con sede en Arizona, Estados Unidos, especializada en la venta de computadoras, laptops, tabletas y sistemas electrónicos. En agosto del presente año, esa pequeña empresa norteamericana había solicitado el registro de su marca bajo el nombre Meta.

De acuerdo con el portal TMZ, que reveló recientemente el caso, los fundadores de la empresa venían operando desde hace aproximadamente un año, pero en agosto quisieron formalizar su compañía y procedieron a radicar la solicitud de registro de su nombre.

Aunque la petición de registro no ha sido concedida, los fundadores de Meta PCs han dicho que solamente renunciarán a ponerle ese nombre a su empresa si la compañía de Mark Zuckerberg les paga US$ 20 millones. Incluso, en sus redes sociales, la empresa ha bromeado sobre el tema.

En su cuenta de Twitter, por ejemplo, ha publicado varios memes sobre la coincidencia entre su nombre y el del gigante tecnológico dueño de Facebook, WhatsApp e Instagram.

Lo cierto es que el tema ha servido para que Meta PCs aumentara considerablemente el número de seguidores en esa red social, donde ya acumula más de 20.000.

“Para reflejar nuestra esencia y lo que somos capaces de construir, estamos orgullosos de anunciar que ahora nos llamaremos Facebook”, señala con tono de broma otro de los videos publicados en las redes sociales de la pequeña empresa estadounidense.

Mark Zuckerberg, acusado de favorecer los beneficios económicos ante el bienestar humano por una denunciante y varios legisladores en Estados Unidos, ha dicho públicamente que escogió el nombre Meta para expresar que a la empresa aún le queda “mucho por construir”.

De hecho, uno de sus principales proyectos será construir un metaverso, un entorno digital en el que las personas podrán utilizar diferentes dispositivos para moverse y comunicarse de manera virtual. En otras palabras, el metaverso será una nueva fase de experiencias virtuales interconectadas mediante el uso de tecnologías como la realidad virtual y aumentada.

Sin embargo, hace pocas semanas también se conoció un nuevo escándalo que involucra a la red social creada por Mark Zuckerberg, luego de que una de sus exempleadas revelara documentos en los que se confirma que la plataforma favorece el odio para crecer, lo cual cobró gran preocupación durante la pasada contienda electoral en Estados Unidos entre Donald Trump y Joe Biden.

Un investigador decidió crear un perfil falso de una mujer con algunas características comunes, como la pasión por sus hijos, ser cristiana o tener interés por Donald Trump, pues el ejercicio se realizó en 2019, antes de las elecciones.

Redes sociales
Redes sociales - Foto: Getty Images/iStockphoto

El experimento mostró que el algoritmo de Facebook empezó a sugerirle páginas como las de QAnon, un grupo extremista y conspirador que tuvo un papel principal en la toma del Capitolio a inicios de este año. Aunque en principio la falsa usuaria rechazó la sugerencia de Facebook para unirse a este grupo, la insistencia del algoritmo llevó a Carol Smith, como se llamaba el falso usuario, a aceptar la solicitud.

Cabe resaltar que en ese tipo de grupos es que principalmente se comparten mensajes de odio, teorías conspirativas y acciones extremistas. Esto reveló que, aunque los usuarios no tienen ningún interés en especial para la red social, el algoritmo favorece las noticias falsas y los mensajes de odio.