tecnología

El algoritmo de Facebook favorece el odio para crecer, según revelaciones de exempleada

El creador de la red social desestimó las declaraciones de una de sus exempleadas y dijo que el argumento “es ilógico”.


Esta semana se conoció un nuevo escándalo que involucra a la red social creada por el multimillonario Mark Zuckerberg, luego de que una de sus exempleadas revelara unos documentos en los que se confirman que la plataforma favorece el odio para crecer, lo cual casi crea una guerra civil en Estados Unidos.

Un investigador decidió crear un perfil falso de una mujer con algunas características comunes, como la pasión por sus hijos, ser cristiana o tener interés por Donald Trump, pues el ejercicio se realizó en 2019, antes de las elecciones presidenciales.

El experimento mostró que el algoritmo de Facebook empezó a sugerirle páginas como las de QAnon, un grupo extremista y conspirador que tuvo un papel principal en la toma del Capitolio a inicios de este año.

Facebook niega acusaciones y desacredita a denunciante
Frances Haugen dio su declaración ante un subcomité del Senado de Estados Unidos. - Foto: DW en español

Aunque en principio la falsa usuaria rechazó la sugerencia de Facebook para unirse a este grupo, la insistencia del algoritmo llevó a Carol Smith, como se llamaba el falso usuario, a aceptar la solicitud y empezar a seguir a esta red, en donde principalmente se comparten mensajes de odio, teorías conspirativas y acciones extremistas.

Esto reveló que, aunque los usuarios no tienen ningún interés en especial para la red social, el algoritmo favorece las noticias falsas y los mensajes de odio, lo cual conduce a la radicalización de los miembros de Facebook, a pesar de que estos no entregan una gran cantidad de información, la plataforma entiende que ciertas características los hace más tendientes a una u otra tendencia.

Desde siempre, Zuckerberg ha negado que Facebook haya tenido algo que ver con la toma del Capitolio por parte de los extremistas seguidores del expresidente Donald Trump; sin embargo, los documentos entregados por Frances Haugen, exgerente de producto de la compañía, a las autoridades de los Estados Unidos, hacen pensar todo lo contrario.

Haugen advirtió ante los senadores que Facebook fomenta una cultura de aislamiento y que se le hace un gran daño en la imagen de los adolescentes. La licenciada en ingeniería informática y eléctrica en Olin College, con un máster en administración de empresas en la Universidad de Harvard, contó lo que presuntamente vio dentro de la empresa.

En los bautizados Papeles de Facebook se ha encontrado información que muestra hechos sistemáticos, como los de Carol Smith, que es algo que los empleados de la empresa conocen perfectamente.

De igual manera, revelaron que a través de la plataforma miles de seguidores de Trump se organizaron para tomarse Washington, y aunque lo hubieran podido hacer por cualquier otro canal, lo cierto es que por años la red social alimentó el odio y las conspiraciones de estas personas con noticias falsas y mensajes dañinos y extremistas.

“No solo no hacemos algo acerca de la desinformación combustible de las elecciones en los comentarios, sino que los amplificamos y les damos una distribución más amplia”, escribió un empleado de Facebook.

“El argumento de que hacemos contenido que enfurece a la gente es ilógico”

Tras las declaraciones de Haugen, el propio Mark Zuckerberg no se quedó callado y emitió un pronunciamiento en una nota a los empleados de Facebook, que también publicó en su cuenta.

Mark Zuckerberg
Mark Zuckerberg - Foto: GettyImagesNews/Drew Angerer

“El argumento de que promocionamos deliberadamente contenido que enfurece a la gente con fines de lucro es profundamente ilógico”, escribió Zuckerberg, quien agregó en la nota que Facebook gana dinero con los anuncios y los anunciantes les dicen constantemente que no quieren sus anuncios junto a contenido dañino o enojado.

“Y no conozco ninguna empresa de tecnología que se proponga crear productos que enojen o depriman a la gente. La moraleja, los incentivos comerciales y de productos apuntan en la dirección opuesta”, dijo el artífice de Facebook.