Tendencias
El aceite de oliva está en el listado de los alimentos que puede ayudar a reducir el colesterol. Foto: GettyImages.
El aceite de oliva esta catalogado como un superalimento, gracias a sus beneficios para el organismo. - Foto: Gettyimages

salud

Aceite de oliva para regular el colesterol y la presión alta: así se consume

Este alimento es rico en antioxidantes y grasas saludables.

El aceite de oliva es catalogado como un superalimento y es uno de los principales componentes de la dieta mediterránea. Es un producto rico en grasas monoinsaturadas, vitamina E y antioxidantes, que brindan diversos beneficios para la salud.

Información del portal de bienestar y salud Tua Saúde indica que el consumo diario de este producto, especialmente el extra virgen, reduce el colesterol malo, protege el corazón y evita el daño que causan los radicales libres a las células.

Además, ayuda a disminuir la inflamación en el organismo y la presión arterial, previene el envejecimiento precoz, el cáncer, la diabetes tipo 2 y los ataques cardíacos, así como enfermedades crónicas inflamatorias.

Una de sus grandes bondades por las que se le reconoce es que cuida la salud cardiovascular, gracias a su composición en ácidos grasos y por sus componentes antioxidantes, que protegen ante la arterioesclerosis y reducen los niveles de colesterol LDL, conocido como “malo”, asegura la Fundación Española del Corazón.

La arteriosclerosis, en la mayoría de ocasiones, surge debido a la acumulación de placas de grasa en las paredes de las arterias. Cuando esto se presenta, estos conductos se vuelven rígidos y gruesos, lo que dificulta el paso normal de la sangre y el oxígeno, impactando la salud del corazón.

Además, hay información del portal Mejor con Salud que indica que el paso dificultoso de la sangre puede convertirse en una obstrucción total con el tiempo, ocasionando ataques al corazón, accidentes cerebro vasculares y otra serie de inconvenientes vasculares.

El aceite de oliva virgen es un alimento con alto contenido en sustancias antioxidantes y vitaminas, que además también es rico en otros compuestos naturales, como los carotenos y polifenoles, compuestos que ayudan a prevenir la aparición de este tipo de enfermedades.

Específicamente, los polifenoles son sustancias conocidas por su poder antiinflamatorio y antitrombótico, que ejercen un efecto cardioprotector ante la arterioesclerosis. “Se ha demostrado que los polifenoles ejercen la función de conservar la función endotelial, aportando mayores concentraciones de óxido nítrico, que disminuyen el estrés oxidativo y el riesgo isquémico”, precisa la Fundación Española del Corazón.

Esos mismos antioxidantes y grasas saludables, hacen que el consumo regular de aceite de oliva extra virgen ayude a controlar los niveles de presión arterial, tanto diastólica como sistólica.

Otros beneficios

En la lista de bondades de este alimento está que reduce el riesgo de padecer el mal de Alzheimer. Según el portal Medical News Today, el índice de personas afectadas por esta enfermedad es menor en los países mediterráneos que en el resto del mundo, esto debido a que en esta dieta el aceite de oliva es uno de los grandes protagonistas.

De otra parte, la evidencia científica indica que este aceite puede ayudar a proteger el hígado de daños celulares. Es decir, una dieta que incluye un consumo regular de este producto ayuda a reducir el riesgo de padecer enfermedades hepáticas.

También es un alimento aliado de la salud del estómago y del aparato digestivo, y actúa como protector, reduciendo el exceso de ácidos en esta parte del cuerpo. Asimismo, aumenta el pH del organismo porque favorece la absorción de calcio y de magnesio.

De acuerdo con un artículo publicado en el medio digital Business Insider, la cantidad ideal de consumo diario de este alimento debe ser de 40 mililitros de aceite de oliva, unos 37 gramos, de acuerdo con un estudio denominado Prevención con Dieta Mediterránea, coordinado por Ramón Estruch, consultor de Medicina Interna del Hospital Cínico de Barcelona. La investigación se realizó con un grupo de 7.000 personas.

Sin embargo, los especialistas indican que, para obtener todos estos beneficios, este alimento debe ser incluido en el marco de una dieta equilibrada y la práctica regular de ejercicio. Si bien es un alimento saludable, su consumo no debe excederse.