Tendencias
Miel
Hermosas mujeres jóvenes en spa - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

Acné: estos son los trucos que debe seguir para prevenirlo

Para evitar este problema natural se debe acudir a métodos que contribuyan a que la piel se desinflame y elimine el exceso de grasa.

El acné, conocido como el temido trastorno de la piel que genera la aparición de puntos blancos, puntos negros o granos en el rostro, es una de las enfermedades que afecta sobre todo a los adolescentes, quienes, en los casos extremos, deben someterse a rigurosos tratamientos para tratar de controlar la aparición de granos en el cutis y, con ello, las cicatrices que quedan como consecuencia.

Por ese motivo, quienes sufran de esta afección y deseen tratarla de manera natural pueden acudir a ciertos remedios caseros que ayudarán a que las laceraciones de la piel se reduzcan y, luego, desaparezcan.

Teniendo en cuenta que el acné ocurre cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células cutáneas muertas, según lo explicado por la entidad estadounidense experta en salud Mayo Clinic, se debe acudir a métodos que contribuyan a que la piel se desinflame y se elimine el exceso de grasa.

¿Cómo evitar el acné?

Para evitar padecer esta afección, es indispensable seguir algunos de los pasos recomendados por la farmacéutica madrileña Acofarma, entre los que están:

* Utilizar un tónico calmante aplicado con un disco de algodón en la zona que queda cubierta puede evitar la aparición de granitos.

* También usar productos protectores, como una vaselina o un stick antirozaduras puede ayudar a evitar los problemas provocados por la fricción o el roce, como la sequedad o la rojez.

* Lavar la cara con un limpiador facial suave por el día y por la noche para evitar que la sudoración y la falta de transpiración favorezcan la aparición de granos.

* Aplicar una crema hidratante unos 30 minutos antes de ponerse el tapabocas, ya que la hidratación es fundamental para la elasticidad de la piel y para evitar que aparezcan problemas cutáneos como el acné.

* Reducir el uso de maquillaje

* Las personas que ya tienen acné deben aumentar el cuidado de la piel, exfoliando una vez a la semana para eliminar impurezas y utilizando productos con ácido salicílico.

Cabe señalar que, según el portal experto en salud MedLine Plus, estos brotes de acné se pueden desencadenar por cambios hormonales, uso de productos grasosos para el cuidado de la piel o el cabello, algunos medicamentos, sudor, humedad o una dieta.

Por otro lado, los expertos señalan que para evitar más acné es preciso no apretar, rascar o hurgar agresivamente los granos, pues esto podría llevar a la producción de más cebo. Así mismo, los expertos mencionaron que el sol podría ser un aliado en la mejora del acné; no obstante, en exceso no es bueno y podría poner la piel más sensible.

Mascarillas naturales para controlar el acné

Mascarilla a base de aguacate

Para prevenir el acné, se debe mezclar la pulpa o el aceite del aguacate, una cucharada de yogur, miel y unas gotas de limón. Al tener lista la mezcla se pone una capa gruesa en el rostro, especialmente en las áreas más afectadas y se deja actuar por 20 minutos.

Mascarilla a base de pepino

Una buena mascarilla con jugo de limón y pepino le ayudará, pues es indicada especialmente para aplicarla en las pieles grasas porque tiene propiedades astringentes: combate el acné y regula la producción de sebo.

Para elaborar esta mascarilla solo necesita un pepino en rodajas y el jugo de un limón. Al ser una mascarilla elaborada con limón, lo mejor es aplicarla por la noche. En el día no es aconsejable porque podrían aparecer manchas en el rostro por el contacto con el sol.

Para prepararla se ponen los ingredientes en el vaso de la licuadora y se licúa hasta obtener una mezcla homogénea y sin grumos. Esta mascarilla se aplica sobre el rostro seco y limpio con ayuda de una brocha. Los expertos recomiendan extenderla por toda la cara, excepto en el contorno de ojos y la boca. Se puede dejar actuar durante 15 minutos y, una vez transcurrido el tiempo, lavar con abundante agua tibia. Este proceso se puede repetir una o dos veces por semana.