Cabello crespo
A partir de los 30 años el colágeno empieza a descomponerse más rápido de lo que el cuerpo puede reemplazarlo. - Foto: Getty Images

salud

Colágeno, esta es la edad recomendada para consumirlo

Esta proteína contribuye al buen funcionamiento de los huesos, dientes, músculos, piel, articulaciones y algunos tejidos conectivos.

El colágeno es una de las sustancias más importantes para el cuerpo, pues se trata de una proteína estructural que permanece en el cuerpo humano en grandes cantidades debido a que contribuye al buen funcionamiento de los huesos, dientes, músculos, piel, articulaciones y algunos tejidos conectivos.

Hay que señalar que el cuerpo produce esta sustancia a partir de la combinación de aminoácidos, que son nutrientes que están contenidos en los alimentos ricos en proteínas, junto con otros elementos como la vitamina C, el zinc y el cobre.

El cuidado de la piel está en manos de cada individuo y es importante tener presente que a partir de los 30 años el colágeno empieza a descomponerse más rápido de lo que el cuerpo puede reemplazarlo, provocando un envejecimiento de la piel.

Por ello, la experta en belleza, Leticia Carrera, señaló en Vogue, que esta es una buena edad para empezar a consumir la proteína. La directora del Centro Felicidad Carrera además confirmó que es mayor la efectividad del colágeno cuando es bebido, es decir en polvo o cápsulas.

“Sí, es cierto que tomar colágeno hidrolizado ayuda a mantener la firmeza de la piel” dijo Carrera, además, señaló que su consumo no solo traía firmeza en la piel, sino que también ayuda a combatir la flacidez del cuerpo. “No sirve para evitar la celulitis, pero hay tipos de celulitis que dan lugar a la aparición de flacidez cutánea, sobre todo celulitis edematosa. Y si tomamos colágeno podemos evitar que si tenemos este tipo de celulitis nuestra piel se vuelva flácida”, explicó Carrera al medio.

Varios estudios han demostrado que los péptidos de colágeno o los suplementos que contienen colágeno contribuyen a retrasar el envejecimiento de la piel, especialmente en el caso de las mujeres.

Además, la ingesta de colágeno podría ayudar a prevenir el riesgo de enfermedades cardiacas, pues esta proteína colabora en la estructuración de las arterias y los vasos sanguíneos que transportan la sangre. Sin la proteína, las arterias podrían deteriorarse y volverse frágiles.

Por ello, para hacerle frente a la pérdida de esta proteína, hoy en día en el mercado hay múltiples productos que ayudan con la producción de colágeno, algunos son fabricados en laboratorios farmacéuticos y otros tantos se pueden encontrar en la despensa del hogar. Lo importante es que a la hora de elegir qué rumbo tomar, cada persona sea asesorada por un especialista, pues inciden factores como el estado de la piel y las rutinas.

“Aunque el colágeno está presente en algunos alimentos –piel y espinas de pescado, gelatinas, cartílagos de la carne– estos no suelen formar parte de la dieta, y por esa razón recomendamos tomar colágeno a partir de los 30, aproximadamente”, dijo la farmacéutica Rocío Escalante en diálogo con la agencia de noticias Europa Press.

Los suplementos son útiles si se usan como un conjunto. En caso contrario, es difícil ver sus beneficios. Además, hay que tener en cuenta que los efectos no se ven a corto plazo. Los suplementos de colágeno suelen combinarse con otros activos como el ácido hialurónico o la vitamina C, también interesantes para el cuidado de la piel”, destaca Escalante, quien también hace énfasis en la importancia de hacer uso del protector solar, así como de limpiar e hidratar la piel a diario.

No obstante, al hablar del colágeno que venden en los mercados, la farmacéutica destaca que: “el colágeno hidrolizado es la forma que nuestro cuerpo puede absorber mejor. A la hora de elegir el formato conviene tener en cuenta los gustos personales y mirar la fórmula para saber la concentración de ingredientes. El colágeno se suele mezclar con otros ingredientes también importantes para la piel. El colágeno en polvo o en bebida puede incluir un mayor número de ingredientes que las fórmulas en comprimidos.”