Home

Salud

Artículo

Cuidado de la piel: Así puede obtener colágeno natural a partir de la cáscara de huevo
Cuidado de la piel: Así puede obtener colágeno natural a partir de la cáscara de huevo - Foto: Getty Images/iStockphoto

belleza

Cuidado de la piel: Así puede obtener colágeno natural a partir de la cáscara de huevo

El colágeno compone el 80% de la piel y empieza a descomponerse más rápido a los 25 años.

El cuidado de la piel hace parte de la rutina de muchas personas en el mundo. Mientras algunos optan por invertir grandes cuantías de dinero en productos están disponibles en el mercado o las novedades que anuncian compañías de belleza, otros optan por las soluciones caseras, bien sea por economizar unos pesos o porque las consideran más naturales.

Como todo, entre gustos no hay disgustos, pero lo cierto es que lo natural y lo que está a la mano mandan la parada en la actualidad. Ni qué decir de la importancia de los productos cruelty-free, que en sus etiquetas aseguran que no han sido previamente testeados en animales, dando una muestra de sostenibilidad y armonía con el medioambiente.

Quizás muchos vean el colágeno como un término aislado, pero es importante saber que se trata de una proteína esencial para el ser humano. La importancia de esta radica en la función de cabecera que tiene el buen mantenimiento de los tejidos de la piel. De este modo, es válido recordar que el colágeno compone el 80 % de la piel y se encarga de mantener una apariencia joven, tersa y saludable en la piel.

El cuidado de la piel está en manos de cada individuo y es importante tener en cuenta que a partir de los 25 años el colágeno empieza a descomponerse más rápido de lo que el cuerpo puede reemplazarlo, provocando un envejecimiento de la piel. Por supuesto no todo está en manos del colágeno, pues hay otros agentes externos que inciden en el deterioro de la piel como la exposición al sol, la contaminación, los escasos cuidados de la piel, entre otros, sí como también algunos están relacionados al estrés, la mala alimentación o los cambios fisiológicos propios de la edad.

Al aportar colágeno a la piel, las personas pueden retardar un poco la aparición de las arrugas, el cual puede ser ayudado con otro tipo de tratamientos que aporten nutrientes a estos tejidos.

En la despensa hay numerosos productos, más de los que usted cree, que sirven para el cuidado de la piel, como el café, la cáscara de banano, el limón, la cáscara de huevo, entre otros.

Huevos
Huevos - Foto: Getty Images

Este último en especial tiene numerosos beneficios para ser un proveedor de colágeno. De acuerdo con el portal Muévetepor.com, el huevo es rico en colágeno natural, “la membrana de la cascara contiene el 40% de colágeno junto con otros componentes como aminoácidos, carbonato de calcio y lisozima”, una proteína muy importante porque es antibacteriana, antiviral, antiinflamatoria, analgésica, antitumoral y antioxidante.

Entre las formas más comunes que se aprovecha el huevo es haciendo uso de los restos de clara que quedan en la cáscara, luego de verterlo en un recipiente. Se toman esos sobrantes de la clara y se aplican en el contorno de los ojos y al rededor de los labios, donde suelen hacerse arrugas, luego de ser aplicado, debe espera hasta que seque el producto. Luego, debe ser desprendida del rostro y la cara debe ser lavada con abundante agua, la piel quedará tersa.

Si tiene alguna irritación en la piel, algún corte o arañazo, puede hacer uso de la clara, esta se aplica sobre la zona afectada, se deja secar y al cabo de un tiempo se notarán los resultados.

El portal reseña que después de seca, la membrana pulverizada es consumida como fuente de colágeno y su preparación es bastante sencilla. Solo basta con dejar secar las membranas por dos días, luego esta debe ser pulverizada bien sea con un molinillo, un mortero o en la licuadora y es consumida en forma de polvo diluyéndola en agua, jugos naturales u otras bebidas.

Por ejemplo, esta membrana pulverizada es consumida para las inflamaciones en las articulaciones. Muévetepor.com, reseña que un estudio publicado en Journal Clinical Rheumatology, destaca que una dosis de 300 mg disminuye el dolor articular y la rigidez en tan solo 10 días y sin efectos secundarios.

También puede tomar algunos gramos y mezclarlo con el esmalte transparente para fortalecer las uñas, es ideal para las uñas quebradizas.

Por último, y no menos importante, a partir de la cáscara de huevo se puede fabricar ácido hialurónico, una preparación que si bien toma más tiempo, los beneficios son de otro nivel. “En un frasco de vidrio de tamaño mediano perfectamente esterilizado y seco, se coloca 30 gramos del polvo de la membrana de huevo junto con aguardiente de 40° de alcohol etílico, solo hasta que cubra el polvo. Se guarda en un lugar oscuro por un periodo de 2 semanas, pero se debe estar atento a agitar el frasco todo los días. Pasado este tiempo, se cuela el contenido del frasco y se envasa nuevamente en un frasco ya acorde con la cantidad extraída”, describe el portal Muévetepor.com.

La aplicación de ese producto debe ser en pocas cantidades sobre el área que desee regenerar cada persona.