nutición

Ajo: estos son los 4 beneficios que aporta este alimento para el hígado

El ajo es considerado uno de los alimentos que más beneficios aporta al cuerpo humano. Según expertos, es antibiótico natural y rico en antioxidantes.


El ajo es considerado uno de los superalimentos, según expertos y nutricionistas. Por lo general, su consumo está asociado con la salud cardiovascular gracias a su contenido de antioxidantes. No obstante, también da beneficios a otras partes del cuerpo y órganos como el hígado.

Además, el sitio web especializado en temas de salud Healthline incluyó el ajo como una de las hortalizas más importantes, sobre todo si las personas lo consumen crudo en ayunas, pues el cuerpo recibirá un gran componente de manganeso, selenio, fibra, vitamina B6 y vitamina C, entre otras propiedades.

Según el portal experto en salud Mejor con Salud, este alimento debe integrarse regularmente en la dieta de las personas para mejorar la salud, ya que posee propiedades especiales que ayudan al organismo a prevenir las inflamaciones, funciona como antibiótico natural, sube defensas y más.

Beneficios de este alimento para el hígado

1. Funciona como antibiótico natural

Según reseña el portal, el ajo es un alimento que tiene propiedades antibióticas que pueden ser útiles contra diversos microorganismos patógenos. Entre ellos se destaca la alicina, que es el compuesto responsable de ser antibacteriano.

Según el estudio sobre el uso y beneficios de este alimento, Genus Allium: The Potential Nutritive and Therapeutic Source, ha demostrado ser eficaz en el combate con bacterias grampositivas, gramnegativas y acidorresistentes.

2. Tiene propiedades antiinflamatorias

En el mismo estudio se habla sobre los componentes del ajo que inhiben la actividad de las enzimas inflamatorias. Por ello, los expertos señalan que sería útil al momento de prevenir o aliviar problemas hepáticos relacionados con la inflamación.

Además, la revista médica Journal of Medicinal Food publicó una investigación en la que se evidencia que el ajo puede combatir los procesos de inflamación, pues incorpora elementos como el disulfuro de dialilo, que sirven para tratar de manera natural la artritis.

Ajo (Foto Getty)
Ajo (Foto Getty) - Foto: Getty Images

No obstante, para ese tipo de necesidades se recomienda consumir el ajo crudo lo más fresco posible, pues un estudio publicado por Food and Chemical Toxicology ha demostrado que la exposición de este alimento al calor deteriora sus beneficios.

3. Reduce los triglicéridos

Es preciso mencionar que el hígado es el órgano encargado de sintetizar lipoproteínas para facilitar el movimiento de las grasas y el colesterol. Además, las lipoproteínas se fabrican a partir de los triglicéridos, por lo que si el nivel de estos en la sangre es bastante alto, habrá una saturación en el hígado y esté no funcionará bien.

Los expertos, señalan que el ajo puede ayudar a depurar mejor el exceso de grasa y colesterol en el cuerpo, por lo que favorece a la función de las lipoproteínas porque es un alimento rico en antioxidantes.

4. Aporta antioxidantes

El medio destaca que el hígado es un órgano que cumple bastantes funciones que benefician al organismo; sin embargo, por lo mismo es importante cuidar de él. Además, según The Internet Journal of Nutrition and Wellness, el ajo ayuda a revertir el estrés oxidativo que causa la toxicidad hepática, por lo que su consumo diario aporta los antioxidantes necesarios para ayudar al órgano a prevenir dichas enfermedades.

Noticias relacionadas