Tendencias
Cadera y rodillas
La artrosis afecta zonas del cuerpo como las rodillas, las caderas y la manos. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Artrosis de rodillas: la bebida natural que ayuda a fortalecerlas

La artrosis es un tipo de artritis que solo afecta las articulaciones. Si bien esta condición tiende a empeorar con el tiempo, existen algunos hábitos que ayudan a aliviar los síntomas.

De acuerdo con información de la enciclopedia médica MedlinePlus, la osteoartritis -también conocida como artrosis- es un tipo de artritis que afecta las articulaciones del cuerpo humano. Generalmente, la artrosis ataca las manos, las rodillas, la cadera, el cuello y la parte inferior de la espalda.

La artrosis provoca que los cartílagos se rompan y vuelvan ásperos. Vale mencionar que el cartílago es un tejido que cubre los extremos de los huesos, protegiéndolos y ayudando a que se deslicen con facilidad al momento de mover la articulación.

Cuando el cartílago se desgasta o rompe, los huesos se frotan entre sí y pueden causar el crecimiento de protuberancias de hueso adicional (espolones óseos) en el área de la articulación.

El citado portal menciona que aunque la osteoartritis no tiene cura y empeora lentamente con el paso del tiempo, existen ciertos hábitos que las personas pueden implementar para controlar los síntomas. Sin embargo, es recomendable acudir a un médico para recibir tratamiento profesional.

Síntomas de la artrosis:

  • Dolor al momento de realizar algún movimiento.
  • Rigidez, especialmente durante los primeros 30 minutos después de levantarse.
  • Inflamación de las articulaciones, especialmente después de usar mucho la articulación.
  • Menos movimiento de lo normal en la articulación.
  • Una articulación que se siente floja o inestable.

MedlinePlus también anota algunos factores que aumentan el riesgo de padecer artrosis: envejecimiento, sobrepeso, antecedente de lesión o cirugía en la articulación, realizar muchas actividades que involucran la articulación, antecedentes familiares de osteoartritis o tener una articulación que no se alinea correctamente.

La enfermedad afecta a rodillas, caderas, manos y espalda, principalmente.
Es importante acudir a un especialista médico si se siente dolor o inestabilidad recurrentes en las rodillas. - Foto: Getty Images/Westend61

Batido para las rodillas con artritis

Como es usual, la medicina alternativa ofrece algunas opciones de tratamiento, en este caso, para la artrosis. Sin embargo, es pertinente mencionar que los remedios caseros no siempre garantizan una efectividad del 100 %, además, no sustituyen bajo ningún concepto el tratamiento médico especializado.

El portal Mejor con salud reseña que es importante acatar al pie de la letra los tratamientos sugeridos por el médico para tratar la artrosis. De igual manera, hay que cuidar la alimentación para que el cuerpo pueda recibir nutrientes valiosos que le ayuden a favorecer la regeneración del cartílago.

Una opción presentada por el citado portal es el jugo de manzana, papaya y jengibre, el cual reúne las cualidades de sus ingredientes para beneficiar al organismo. La manzana, por ejemplo, aunque no cura los procesos degenerativos, sí ayuda a tratar los síntomas gracias a su rico aporte de potasio, “un mineral esencial para reducir los procesos inflamatorios y depurar toxinas”. La manzana también aporta boro, otro mineral bastante útil para asentar el calcio en los huesos.

Por su parte, la papaya es una fuente importante de vitamina K, un nutriente que ayuda a fortalecer los huesos y mejora la absorción de calcio. Así mismo, contribuye a estimular la síntesis de colágeno y prevenir problemas articulares.

Finalmente, el jengibre es otro uno de los ingredientes más comunes en las recetas de medicina tradicional. Tradicionalmente, esta raíz ha sido utilizada para aliviar el dolor y la inflamación en el cuerpo.

Ingredientes para preparar el batido:

  • Una manzana.
  • Media papaya (140 g).
  • Un vaso de agua (250 ml).
  • Una cucharadita de miel (5 g).
  • Media cucharadita de jengibre fresco (2,5 g).

Preparación:

  • Lavar muy bien la manzana, cortarla en rodajas finas, retirando el corazón y las semillas. No pelarla para aprovechar al máximo sus beneficios.
  • Pelar la papaya y cortarla en cubos pequeños.
  • Llevar los cortes de fruta a la licuadora, incorporar el agua y el jengibre.
  • Procesar hasta obtener una mezcla homogénea. Si queda demasiado espesa, agregar más agua.
  • Endulzar con la miel es opcional.

Este batido debe consumirse inmediatamente, mientras esté fresco, para que el organismo absorba mejor sus nutrientes.