Tendencias
Foto de referencia sobre frutas
La fructosa es un azúcar simple de seis carbonos con un grupo cetona en el segundo carbono, mientras que la glucosa cuenta con un grupo aldehído en el primer carbono. - Foto: Getty Images

vida moderna

Azúcar: ¿cuál es la diferencia entre la fructosa y la glucosa?

Existen diferentes clases de azúcar que se pueden encontrar en una variedad de alimentos.

No existe un solo tipo de azúcar, sino que hay diferentes clases que se pueden encontrar en una variedad de alimentos, como lo son las frutas, la leche y sus derivados.

De acuerdo con el portal Diferenciador, la fructosa es un azúcar simple de seis carbonos con un grupo cetona en el segundo carbono, mientras que la glucosa cuenta con un grupo aldehído en el primer carbono.

Estos azúcares están conformados por carbono, hidrógeno y oxígeno, por lo que son compuestos orgánicos.

En ese sentido, el primer azúcar se absorbe en el intestino delgado y pasa a la vena porta. Una vez llega al hígado, se convierte en fructosa-1-fosfato por la enzima fructokinasa, que después puede entrar en la vía glicolítica. En su metabolismo, no se requiere la participación de la hormona insulina.

No obstante, cuando se consume este azúcar en exceso, puede transformarse en triglicéridos, por lo que su consumo se asocia con el hígado graso. Esta se puede encontrar en las frutas y la miel.

Por su parte, la glucosa es el carbohidrato más abundante, y es la fuente de energía para la mayoría de los organismos heterótrofos, a través del proceso de la glicólisis.

En seres humanos, se puede almacenar en el hígado y los músculos como glucógeno, y cuando los médicos hablan de azúcar de la sangre, se refieren a la cantidad de este azúcar en circular en la sangre.

En ese sentido, cuando se consume, esta se absorbe en las células intestinales por transportadores de membrana y rápidamente pasa a la circulación sanguínea. Su metabolismo en humanos se regula por la insulina y glucagón.

¿Qué alimentos son de bajo índice glucémico?

Según Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., el índice glucémico (GI) es una medida de la rapidez con la que un alimento puede elevar los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre.

No obstante, es importante señalar que únicamente los alimentos que contienen carbohidratos tienen un índice glucémico, pues los aceites, grasas y carnes no los poseen.

Por tal razón, la entidad explicó que la escala del IG va de 0 a 100, siendo 0 lo más bajo y 100 lo más alto.

  • El IG es alto si es mayor de 70.
  • El IG es medio si el valor está entre 56 y 69.
  • El IG es bajo cuando está entre 0 y 55.

Dicho lo anterior, estos son los alimentos con bajo índice glucémico, según el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde:

  • All Bran: 30
  • Avena: 54
  • Chocolate de leche: 43
  • Espagueti integral: 53
  • Pan integral: 53
  • Tortilla de maíz: 50
  • Cebada: 30
  • Fructosa: 15
  • Fríjoles: 24
  • Lentejas: 32
  • Zanahoria cocida: 39
  • Ñame al vapor: 51
  • Sopa de legumbres: 48
  • Maíz dulce cocido: 52
  • Yuca: 55
  • Soya cocida: 20
  • Guisantes: 54
  • Zanahoria cruda rallada: 35
  • Camote o batata con piel y cocida: 44
  • Algarroba o garrofa: 40
  • Manzana: 36
  • Fresas: 40
  • Naranja: 43
  • Jugo de manzana sin azúcar: 44
  • Jugo de Naranja: 50
  • Banana: 51
  • Mango: 51
  • Albaricoque: 34
  • Durazno: 28
  • Pera: 33
  • Arándanos azules: 53
  • Ciruelas: 53
  • Nueces:15
  • Merey/marañón/anacardo: 25
  • Maní/ cacahuate: 7
  • Leche de soya: 34
  • Leche descremada: 37
  • Yogur natural: 41
  • Leche integral: 39
  • Leche fermentada: 46
  • Yogur natural descremado: 35

No obstante, al igual que con cualquier alimento que se quiera incluir en la dieta diaria, es fundamental consultar al médico tratante o a un nutricionista sobre cuál es la mejor manera de consumir, y si las condiciones médicas ya existentes no son un impedimento para beneficiarse de las propiedades de los alimentos ya nombrados, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.