vida moderna

Bebidas caseras que bajan la presión alta

El control de la presión arterial reduce un 40 % la incidencia de accidente cerebrovascular y un 25 % el infarto de miocardio.


El corazón late cerca de 200.000 veces al día, acción de la que muchos no son conscientes, pero sin la cual no podrían vivir. En concreto, cada latido impulsa la sangre por las venas y hace que esta llegue a todo el cuerpo.

“La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias al ser bombeada por el corazón. La presión arterial es más alta cuando el corazón se contrae, bombeando la sangre, y se denomina presión sistólica. Cuando el corazón está en reposo, entre latidos, la presión arterial baja y es llamada presión diastólica”, explican desde la Fundación Española del Corazón.

La hipertensión arterial causa más muertes en el mundo que el tabaquismo. Sin embargo, aproximadamente la mitad de la población mundial hipertensa no está controlada. Si bien, el control de la presión arterial reduce un 40 % la incidencia de accidente cerebrovascular y un 25 % el infarto de miocardio, según el Consejo de Hipertensión de la SAC (Sociedad Argentina de Cardiología).

Por su parte, la Universidad de Harvard destaca que la presión normal es inferior a 120/80. Sin embargo, previamente, el American College of Cardiology y la American Heart Association señalaban que las pautas de normalidad eran de 140/90.

Expertos de la Clínica Mayo, organización sin ánimo de lucro, destacan que una presión arterial normal es cuando no supera 120/80 mm. Foto: Gettyimages.
La presión normal es inferior a 120/80. Foto: Gettyimages. - Foto: Foto Gettyimages

Bebidas naturales para bajar la presión alta

Jugo de limón

Un buen remedio casero para controlar la presión alta es tomar una limonada mezclada con agua de coco, ya que este jugo tiene propiedades diuréticas que ayudan a regular la presión arterial.

Ingredientes

  • 3 limones;
  • 200 ml de agua de coco.

Preparación

  • Mezclar muy bien los ingredientes y beber a continuación.
  • Se recomienda tomar 1 vez al día.

Agua de ajo

El agua de ajo es una gran aliada para regular la presión arterial, ya que estimula la producción de óxido nítrico, que es un gas con fuerte acción vasodilatadora, que facilita la circulación de la sangre y disminuye la presión sobre el corazón.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo crudo, sin cáscara y machacado.
  • 100 ml de agua.

Preparación

  • Colocar el diente de ajo en un vaso de agua y dejar reposar durante 6 a 8 horas y tomar en ayunas a la mañana siguiente, o preparar un litro de agua con ajo y beber a lo largo del día.
  • Además de esta agua, el ajo puede ser ingerido a lo largo del día con la comida para tener una mejor digestión.

Té de alpiste

Comer, preparar agua de alpiste o hacer una infusión es un buen remedio casero para la presión arterial, gracias a que es una alimento rico en antioxidantes y componentes con propiedades vasodilatadoras.

Ingredientes

  • 1 cucharada de semillas de alpiste.
  • 1 palo de canela.
  • 500 ml de agua.

Preparación

  • Colocar los ingredientes en una olla y dejar hervir durante 5 minutos.
  • Tapar la olla y dejar reposar durante 10 minutos aproximadamente, luego se puede colar y beber posteriormente.
  • Se recomienda tomar de 2 a 3 tazas de este té por día.

Jugo de arándano azul

Los arándanos ayudan a disminuir la presión arterial, especialmente cuando se consumen a diario. Además, su acción se nota más en personas que tienen un alto riesgo cardiovascular, como en las personas obesas o con síndrome metabólico.

Ingredientes

  • 1 taza de arándanos azules.
  • ½ vaso de agua.
  • Jugo de ½ limón.

Modo de preparación

  • Licuar todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Se recomienda beber este jugo 1 o 2 veces por día.