salud

Cinco ejercicios que ayudan a bajar el colesterol

Los niveles elevados de esta grasa en el cuerpo pueden generar problemas cardiovasculares.


El colesterol es una sustancia similar a la grasa, que es indispensable para el normal funcionamiento del organismo. El cuerpo la necesita para fabricar hormonas, ácidos biliares, vitamina D, y otras sustancias.

Sin embargo, el aumento de sus niveles en la sangre y su depósito en las arterias puede ser peligroso y producir ateroesclerosis, que es el estrechamiento o endurecimiento de las arterias por depósito de colesterol en sus paredes, explica una publicación del portal Colesterol Familiar, de la fundación Hipercolesterolemia Familiar.

La Fundación Española del Corazón asegura, por su parte, que está demostrado que cuando una persona presenta niveles de colesterol elevado tiene el doble de riesgo de sufrir un infarto de miocardio frente a aquellas que lo mantienen regulado.

Aunque hay algunas causas que no se pueden modificar, como la herencia, el sexo y la edad, que pueden ser factores de riesgo para el desarrollo de esta enfermedad, lo que sí se puede hacer es adoptar hábitos saludables como llevar una dieta equilibrada y sana y practicar actividad física de manera regular.

La dieta para disminuir el colesterol debe ser baja en azúcares, grasas saturadas y trans; esto mejorará la circulación sanguínea y disminuirá el riesgo de que estos lípidos se acumulen en las arterias, precisa el portal de salud y bienestar Tua Saúde. Debe incluir muchas frutas, verduras, vegetales y cereales integrales.

Además de la alimentación adecuada, el ejercicio físico es clave para regular el colesterol en la sangre. El instituto de investigación Mayo Clinic indica que la actividad física moderada puede ayudar a aumentar las lipoproteínas de alta densidad (HDL), conocidas como el colesterol “bueno”.

El propósito es realizar al menos 30 minutos de ejercicio cinco veces a la semana o actividad aeróbica intensa durante 20 minutos tres veces a la semana. Incluso, añadir actividad física en intervalos cortos varias veces al día, puede ayudar a bajar de peso y como consecuencia a reducir los niveles de colesterol.

Hay algunos ejercicios puntuales que son recomendados para el logro de este objetivo y son los siguientes:

Caminar: Si bien es probable que caminar no ofrezca los mismos beneficios que correr, ya que la intensidad es menor, lo cierto es que esta actividad física destaca como una alternativa aeróbica útil para tratar el colesterol alto, según el portal Mejor con Salud. Es una práctica que puede ejecutar cualquier persona. Lo ideal es realizar caminatas de 30 minutos al día a cualquier hora. Una opción es, por ejemplo, irse caminando al trabajo y regresar a la casa de la misma forma.

Colesterol / Corazón / Circulación
El colesterol elevado puede afectar la salud del corazón. Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Nadar: Practicar este deporte demanda un importante gasto calórico y es una de las actividades más completas para mejorar condiciones generales de salud. Este ejercicio ayuda a la circulación de la sangre, especialmente la de las piernas, como consecuencia de las contracciones y descontracciones musculares que se producen al realizar los diferentes movimientos.

Bailar: Cuando a una persona no le agrada ir al ginmasio o salir a caminar, bailar es una alternativa viable para bajar el colesterol. La recomendación es tomarlo como una actividad constante y moderada, pues esto ayuda a movilizar las grasas del cuerpo y eliminar el glucógeno, que es la glucosa de más que se almacena en el hígado y los músculos.

Montar en bicicleta: Esta práctica es favorable, pero de debe conservar una intensidad moderada durante al menos 30 a 60 minutos. El consejo de los expertos es no realizar sobreesfuerzos.

Correr: Mejor con Salud asegura que este es uno de los ejercicios aeróbicos más importantes, independiente del lugar en donde se realice, pero para potenciar sus beneficios se debe realizar con una planificación guiada por un especialista.