vida moderna

Licuado de avena para reducir el colesterol y perder peso: así se prepara

La avena es un alimento nutricionalmente muy completo por su riqueza de componentes.


El colesterol es una sustancia cerosa que suele tener una mala reputación. Está presente en el cerebro, el hígado, los nervios, la sangre y la bilis. El organismo necesita colesterol para formar las membranas celulares y el cuerpo está en la capacidad de producir todo el que necesita a través del hígado.

También es posible encontrar el colesterol en algunos alimentos, sobre todo de origen animal. Sin embargo, cuando alimentos como yemas de huevo, carne y queso son consumidos en exceso, pueden dar lugar a una enfermedad conocida como colesterol alto.

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH) explican que “los niveles elevados de colesterol LDL o “malo” hacen que se acumule placa (depósitos de grasa) en los vasos sanguíneos. Esto puede provocar un ataque al corazón, un derrame cerebral u otros problemas de salud”.

Por lo anterior se han creado una diversidad de métodos que ayuden a bajar los niveles de colesterol en la sangre. A pesar de ello, todos deben ser consultados con el médico con el fin de evitar contraindicaciones o el agravamiento de enfermedades preexistentes.

Una de las formas de controlar los niveles de colesterol, es el consumo de avena. Según el medio especializado GastroLab, este alimento aporta antioxidantes y beta-glucanos, los cuales pueden ayudar a combatir la oxidación celular, regular la presión arterial y combatir la inflamación.

Por esta razón, el portal Comparte recetas reveló un batido que puede ayudar a reducir los niveles de colesterol, y al mismo tiempo perder peso.

Para esto se requiere medio litro de agua hervida, 125 gramos de avena en copos, dos manzanas verdes y un limón.

Una vez se reúnan los ingredientes, se deben pelar las manzanas y quitar el corazón, para licuarlas en el agua, y posteriormente se añade la avena. Si se ve un producto muy espeso, se puede añadir más agua. Finalmente, se le agrega el jugo de un limón.

Y es que expertos recomiendan el consumo de avena para regular el colesterol, pues este cereal contiene fibra soluble que reduce el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL), el llamado colesterol malo.

La fibra es importante, pues puede reducir la absorción del colesterol en el torrente sanguíneo. De 5 a 10 gramos (incluso más) de fibra soluble al día disminuyen el colesterol LDL. Una porción de cereal de desayuno con avena o salvado de avena proporciona de 3 a 4 gramos de fibra, según el portal especializado en salud Mayo Clinic.

El salvado de avena se reconoce por sus propiedades para mejorar el tránsito intestinal y tratar el estreñimiento gracias a su alto contenido en fibra soluble. También es un alimento muy recomendado para las personas que están en un plan para bajar de peso por generar una sensación de mayor saciedad.

Los beta-glucano también están presentes en el salvado de avena, un nutriente que tiene una relación muy directa sobre la salud cardiovascular, pues se ha analizado que este alimento ayuda en la reducción de los niveles de colesterol en la sangre.

De acuerdo con el portal unCOMO, el salvado se puede consumir para prevenir y tratar las hemorroides o almorranas, pues el alto contenido en fibra evitará la presión excesiva en la zona anal, que es la causa de la hinchazón de las venas de esta área del cuerpo humano.

El salvado también es capaz de ablandar las heces, lo que hace más fácil su excreción y reduce así el dolor de las personas que ya las padecen.

Para los pacientes con diabetes también se recomienda el consumo de salvado de avena, pues este cereal ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre, al reducir la absorción intestinal. En unCOMO advierten que “este suplemento nutricional aporta más carbohidratos que otros cereales”.

Para el consumo del salvado de avena, los expertos recomiendan entre una y tres cucharadas diarias, las cuales se pueden incorporar en un yogur, jugos, leche, ensalada y siempre acompañándolo de mucha agua, pues con esto se pueden evitar posibles molestias como la hinchazón o distensión abdominal, diarrea y flatulencias, como posibles efectos secundarios debido al consumo de salvado de avena.