vida moderna

¿Cómo afecta a las mujeres usar tacones altos mucho tiempo?

Un estudio comprobó los músculos de la pantorrilla y los peroneos de las mujeres que usan calzado elevado son menos eficientes, por lo que las hace más susceptibles a esguinces y luxaciones.


El usar tacones de cualquier tamaño se ha convertido en uno de los accesorios indispensables para muchas mujeres, pues les otorgan un cuerpo más estilizado y una presencia elegante y sensual. Sin embargo, su uso regular puede derivar en problemas de salud que se hacen evidentes con el pasar del tiempo.

Al utilizar zapatos con tacón se sostiene el peso del cuerpo en un solo punto, por lo que se desequilibra y, como consecuencia, ocasiona un exceso de trabajo para los músculos y huesos. A su vez, también permite que se adopte una postura antinatural que puede afectar directamente la columna vertebral.

Varios estudios científicos llevados a cabo por Yong-Seok Jee, de la Universidad Hanseo, avalan el efecto perjudicial del uso excesivo de los tacones. En uno de ellos, trabajó con 40 mujeres profesionales que utilizaban tacones de 10 cm o más altos por lo menos tres veces a la semana. Midió la fuerza del tobillo de las mujeres y evidenció que dos de los cuatro músculos principales comenzaron a hacerse dominantes después de tres años de uso frecuente.

A su vez, Neil J. Cronin, profesor de biomecánica de la Universidad de Griffith, comprobó que los músculos de la pantorrilla y los peróneos de las mujeres que usan calzado elevado son menos eficientes, lo que las hace susceptibles a esguinces y luxaciones. Y una investigación publicada por Medigraphic, Literatura Biomédica, demostró que las mujeres sufren hasta cuatro veces más problemas en los pies que los hombres.

Por su parte, la revista Mejor con Salud dio a conocer algunos de los riesgos importantes en la salud que podría ocasionar el uso de tacones altos.

  • Cuando se camina con tacones, se inclina el cuerpo hacia adelante y esto hace que se produzca un gran esfuerzo sobre la columna vertebral y, con el paso del tiempo, esto se puede convertir en una afección difícil de manejar.
  • Mejor con Salud asegura que una de las articulaciones que sufre las consecuencias del uso del tacón es el tobillo. “La mala distribución del peso hace que el riesgo de sufrir un esguince aumente”.
  • Puede generar callosidades, juanetes o dedos de martillo, por la constante presión que el tacón ejerce en los dedos de los pies.
Con ejercicios en casa puede mejorar la circulación de la sangre en las piernas. Foto: Gettyimages.
Un estudio comprobó los músculos de la pantorrilla y los peroneos de las mujeres que usan calzado elevado son menos eficientes, por lo que las hace más susceptibles a esguinces y luxaciones. - Foto: Foto Gettyimages
  • Al usar tacones altos, se pueden provocar contracturas y molestias en los gemelos, ya que al tener que compensar el peso desplazado hacia adelante, la pierna se contrae y se acorta de manera automática.
  • Utilizar tazones sobrecarga la rodilla, tensionándola y ocasionándole una mayor flexión de la articulación.
  • Usar frecuentemente tacones afecta el sistema circulatorio de las piernas y esto puede derivar en trastornos vasculares, dolores, hinchazones y la aparición de las venas várices.
  • Los cambios biométricos provocan a largo plazo el envejecimiento y el desgaste de los discos invertebrados.

A su vez, Mejor con Salud también dio a conocer las formas en las que se puede evitar las consecuencias que trae para la salud, tanto el uso de tacones altos, como el uso de calzado completamente plano.

  • La revista recomienda tacones de dos centímetros de altura para que el peso se distribuya equilibradamente.
  • En dado caso que deba usar tacones de una altura mayor a los tres centímetros, lo ideal es no ponérselos por un tiempo prologando.
  • Es recomendable no usar tacones de manera habitual, sino dejarlos para ocasiones especiales.
  • Evitar los tacones estrechos en la parte delantera del pie, debido a que esto aumenta la presión en las piernas. Lo ideal es elegir unos zapatos amplios que permitan la movilidad de los dedos de los pies.
  • Se recomienda calzado fisiológico que ayude a adoptar la posición natural del pie.
  • Es esencial hacer ejercicios de estiramiento durante el día para reducir alguna molestia en las piernas y en la espalda.