salud

¿Cómo consumir la linaza en jugo para bajar de peso?

La linaza es rica en fibra y ácidos grasos omega-3.


La linaza es una semilla que destaca por sus propiedades saludables para el organismo. Se puede consumir en forma de aceites o de semillas, ya sean enteras o molidas. Incorporar este alimento a la dieta resulta favorable por su composición de fibras y omega 3.

Los expertos en nutrición recomiendan el consumo de la linaza molida debido a que es más fácil de digerir. La semilla entera puede pasar por el intestino sin digerirse, lo cual significa que el cuerpo no puede aprovechar todos los beneficios, dicen especialistas del instituto de investigaciones clínicas Mayo Clinic.

La linaza es rica en fibra y ácidos grasos omega-3, el cual es esencial para cuidar la salud de todo el cuerpo, pero especialmente, la del cerebro, el corazón y la piel. De igual forma, posee ácido linoleico, que es importante en la prevención de enfermedades como la artritis y el asma, así como algunas condiciones de salud relacionadas con el aparato reproductor femenino.

Aceites como el de canola y soya contienen los mismos ácidos grasos que el de la linaza. Sin embargo, este último posee mayores cantidades.

Según la biblioteca médica MedlinePlus, la mitad de las calorías de esta semilla proviene de la grasa, la cual es saludable y ayuda a reforzar el “colesterol bueno”. Las semillas de lino generalmente se utilizan para mejorar la salud digestiva o aliviar el estreñimiento, pero también pueden ayudar a reducir el colesterol total en la sangre y los niveles de LDL, conocido como el colesterol malo, lo cual puede tener una incidencia en la disminución del riesgo de enfermedad cardíaca.

De igual forma, estas semillas son una buena fuente de vitaminas B1, B2 y B6, que le ayudan al cuerpo a recuperar energía y sirven pata potenciar el sistema inmunológico, el sistema nervioso, los huesos, mejoran el ritmo cardiaco y muchos otros procesos corporales, indica MedlinePlus. También poseen cobre, fósforo, magnesio y magnesano.

Según el portal Gastrolabweb, la linaza también es una buena fuente de antioxidantes que combaten a los radicales libres del organismo, previniendo la vejez prematura y la aparición de células cancerígenas.

¿Cómo consumirla?

Esta es una semilla versátil que se puede utilizar en la cocina de diferentes maneras. Por ejemplo, en ensaladas, panes, aceite de linaza y hasta jugos.

Debido a que ayuda a regular el tránsito intestinal y posee un efecto saciante, la linaza se puede consumir en jugo que puede ser incluido como parte de una dieta tendiente a adelgazar. Por otra parte, tiene propiedades antiinflamatorias y diuréticas, por lo que también resulta favorable para bajar la grasa abdominal.

Esta bebida se puede preparar con piña y pepino. Para elaborarla se requiere de una rodaja de piña, medio pepino, dos cucharadas psyllium plantago y dos cucharadas linaza. Se pone la piña, el pepino y las cucharadas de psyilium plantago y de linaza en la licuadora y se procesa hasta obtener una mezcla homogénea, que se puede consumir de manera inmediata.

Lo recomendable es beberlo por las mañanas en ayunas durante 15 días para obtener el resultado de bajar de peso. El psyllium es un tipo de fibra que procede de la cáscara de la semilla del plantago, la cual es usada para el control de peso y para la salud intestinal en general. Si no se cuenta con este ingrediente, se puede sustituir por otra fibra, asegurándose de que no tenga azúcar añadida.

Lo ideal al comprar las semillas de lino o linaza, dicen los especialistas, es conservarlas enteras en un lugar fresco, seco y lejos del sol, para que mantengan mejor sus propiedades. Especialistas en medicina alternativa recomiendan consumirla mejor entera y molida al momento, en lugar de comprarla en polvo, aunque si se adquiere en esta presentación, lo mejor es conservarla en el refrigerador y consumirla en poco tiempo.

Contraindicaciones

Los especialistas recomiendan evitar tomar este jugo si:

-Hay problemas de hemorragias

- La persona está embarazada o en la etapa de lactancia

- La persona es menor de 12 años y ha presentado inflamaciones gástricas o intestinales

- Se tienen problemas de obstrucción intestinal, estrechamiento de esófago o enfermedad de Crohn

-Se sufre de tensión arterial baja

- La persona es diabética