salud mental

¿Cómo mantener el bienestar emocional después de la pandemia? Esto aconseja el MinSalud

De acuerdo con el ministro de Salud, temas relacionados con ansiedad y depresión han ido en aumento versus el suicidio, teniendo a la emergencia sanitaria como un factor clave.


Una de las secuelas a las que más se ha hecho referencia en el marco de la pandemia de la covid-19, que azotó hace más de dos años al mundo, es el deterioro en la salud mental, producto de la angustia que generó la llegada del virus, así como la imposibilidad del duelo y los confinamientos.

Desde el Ministerio de Salud y Protección Social, se ha puesto énfasis en la necesidad de vigilar, verificar y trabajar por la salud mental de los colombianos luego de estos dos años de emergencia sanitaria, en los que incrementó la demanda de atención emocional y se dio mucha más visibilidad a estos problemas.

Incluso estudios han afirmado que las medidas de restricción contra la covid-19 están asociadas con una salud mental ligeramente peor y evaluaciones de vida más bajas, como dos investigaciones que revisaron datos de 15 países entre abril de 2020 y junio de 2021, publicados en la revista ‘The Lancet Public Health’.

Asimismo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS), oficina de las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), puso en marcha recientemente una comisión de alto rango para ayudar a los países a abordar los problemas de salud mental en la región, agravados por la pandemia de covid-19.

“Ante la actual crisis de salud mental, la Organización Panamericana de la Salud ha establecido una Comisión de Alto Nivel sobre salud mental y covid-19 para brindar orientación crucial y urgente a sus estados miembros”, dijo en su momento la directora de la OPS, Carissa Etienne.

El grupo, presidido por Epsy Campbell Barr, vicepresidenta saliente de Costa Rica, y copresidido por Néstor Méndez, secretario general adjunto de la Organización de los Estados Americanos (OEA), debe elaborar un informe con recomendaciones clave para mejorar la salud mental en las Américas, cuya finalización se prevé para el último trimestre de 2022.

El propio ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez, se ha referido en el pasado a los efectos en salud mental que dejó la pandemia, y la importancia de abordarlos para mejorar las condiciones de salud de las personas en este sentido.

“Aquí ha habido efectos importantes que es necesario trabajarlos, en especial el tema del duelo. En Colombia han fallecido 140.000 personas desde que empezó la pandemia, así mismo se vieron afectadas las relaciones personales a través de la convivencia, los casos de violencia intrafamiliar, especialmente en niños, los cambios laborales que implicó el distanciamiento social y la ruptura de la cotidianidad en general que se generó por causa de la pandemia”, detalló el jefe de la cartera en su momento.

Asimismo, Ruiz Gómez ha indicado que temas relacionados con ansiedad y depresión han ido en aumento versus el suicidio, y señaló que desde el MinSalud se trabaja con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y el Ministerio de Educación en un relevante proyecto para revelar y apoyar la prevención de problemas de salud mental en la población joven.

Ante este panorama, este jueves 26 de mayo la cartera sanitaria publicó a través de su cuenta de Twitter una serie de recomendaciones para mantener el bienestar emocional.

“La pandemia por covid-19 ha impuesto condiciones que representan una gran exigencia para la salud mental. Por eso, ten en cuenta estas recomendaciones para mantener tu bienestar emocional”, fue el mensaje de invitación de la institución, quien acompañó el trino con los numerales “#Hablemos” y “#PrevenirEsPreguntar”.

Estas son las recomendaciones del ministerio:

Comentar las emociones. Cuando se sienta tristeza, ansiedad, miedo o sentimientos que hagan sentir mal, pedir apoyo a profesionales de la salud (a través de la EPS), a familiares u otras personas de confianza.

Realizar ejercicio u otras actividades como caminar, bailar, escuchar música, tocar algún instrumento, manualidades, etc.

Alimentarse sanamente, evitando el consumo de alcohol, tabaco y sustancias psicoactivas.

Aprender a controlar la respiración. Ejecutar tres respiraciones lentas y profundas (contando hasta tres al tomar el aire y luego al soltarlo), y luego respirar sin esfuerzo, pero de manera consciente.

Informarse sobre las situaciones que preocupan a través de fuentes confiables y oficiales, para que se puedan tomar decisiones teniendo un panorama más completo.