Tendencias
Ejercicio, alimentación y hábitos saludables ayudan a bajar de peso luego de los 50 años. Foto: Getty Images.
Existen varios métodos para bajar de peso, pero se debe realizar de una forma constante. - Foto: Foto: Getty Images.

vida moderna

Consejos imprescindibles para bajar de peso rápidamente

Muchos son los factores que influyen en la aparición de grasa en el organismo.

Mantenerse en forma es un proceso que no se consigue de la noche a la mañana, ya que se debe tener paciencia y constancia. Asimismo, todos los organismos y los metabolismos actúan de manera diversa; motivo por el cual a ciertas personas le es más fácil bajar de peso y a otras les tomará más tiempo.

En ese sentido, existen diferentes formas para perder peso rápidamente; no obstante, se debe tener una voluntad férrea para lograr ese objetivo con el propósito de verse saludablemente y son los siguientes:

Consumir proteínas, verduras y grasas

Si se organiza las comidas de esta manera, hará que la ingesta de carbohidratos se encuentre en el rango recomendado, el cual es de 20 a 50 gramos por día; razón por la cual, el portal Health line recomienda consumir los siguientes alimentos.

Proteínas:

  • Carne
  • Pollo
  • Pescado
  • Salmón
  • Huevos.

Verduras:

  • Brócoli
  • Espinacas
  • Tomates
  • Repollo
  • Lechugas

Grasas:

  • Aceite de oliva
  • Mantequilla
  • Aceite de aguacate
  • Aceite de coco

Por último, se recomienda consumir este tipo de alimentos de dos a tres veces al día, lo que llevará a reducir significativamente los niveles de hambre en el organismo.

Levantar pesas tres veces por semana

Si bien no es necesario hacer una rutina de ejercicio constante, si se recomienda ir al gimnasio de 3 a 4 veces por semana, para realizar levantamiento de pesas.

Al realizar este ejercicio, se quemarán muchas calorías y evitará que el metabolismo disminuya, el cual es un efecto secundario muy frecuente a la hora de bajar de peso.

No obstante, si levantar pesas no es el camino, se puede realizar ejercicios cardiovasculares como caminar, correr, montar bicicleta o nadar.

Reducir el consumo de azúcar y carbohidratos

Cuando se reduce el consumo de alimentos ricos en azúcar y carbohidratos, se logrará disminuir el nivel de hambruna, lo que llevará al poco consumo de calorías.

Además, otro de los beneficios de la reducción de los carbohidratos es que disminuye los niveles de insulina, esto permite que se reduzca la hinchazón y el peso innecesario del agua.

Finalmente, al disminuir estos alimentos, a la primera semana se puede llegar a perder 4.54 kilogramos, tanto en la grasa corporal y en el peso del agua.

Otros consejos para bajar de peso de manera rápida y efectiva

El portal especializado Healthline, listó una serie de consejos con los que es posible bajar de peso constantemente y de manera efectiva:

Evitar bebidas azucaradas: son aquellas que contienen azúcar añadida. Estas incluyen: refrescos, bebidas azucaradas de té y bebidas deportivas, energéticas y jugos. Las calorías en las bebidas azucaradas pueden contribuir al aumento de peso y proveen poco o ningún valor nutritivo.

Comer un desayuno alto en proteínas: un estudio publicado en The FASEB Journal en 2012, encontró que un desayuno con la suficiente cantidad de proteínas mejora el control del apetito, así como la saciedad, y reduce el consumo de pasabocas y comida de paquete, que es poco saludable.

Beber agua: un estudio que se encuentra en el repositorio de la Librería Nacional de Medicina (NIH, por sus siglas en inglés) explica que el agua quema calorías y acelera el metabolismo, y aquellas personas que opten por ingerirla, deben optar por realizar ejercicio físico en casa.

Comer fibra: de acuerdo con MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Salud de Estados Unidos, la fibra tiene múltiples beneficios para la salud, pues le aporta volumen a la dieta. También, provoca una sensación de saciedad, haciendo que las personas se sientan llenas rápidamente. Esto facilita el proceso de pérdida de peso y ayuda a mantener un peso saludable.

Evitar bebidas azucaradas: son aquellas que contienen azúcar añadida. Estas incluyen: refrescos, bebidas azucaradas de té y bebidas deportivas, energéticas y jugos. Las calorías en las bebidas azucaradas pueden contribuir al aumento de peso y proveen poco o ningún valor nutritivo.