Tendencias
La mezcla de huevo, avena y miel, ayuda a prevenir la piel flácida y caída en esta zona del rostro. Foto; GettyImages.
La vitamina C y el ácido hialurónico son dos grandes aliados en el cuidado de la piel. Foto; GettyImages. - Foto: Foto Gettyimages

vida moderna

Consejos para cuidar la piel tras los excesos y la falta de sueño

La hidratación y el descanso son dos claves importantes para recuperar la piel luego de los excesos de fin de año.

La piel, al igual que el cuerpo, ha sufrido los excesos de estas festividades. Después de copiosas comidas y digestiones pesadas, el rostro también está padeciendo las consecuencias de los excesos propios de estas fechas. A las continuas reuniones, brindis y festines hay que sumar la falta de sueño en las últimas semanas, por estas razones la piel podría estar pidiendo a gritos una rutina con la cual se pueda prevenir el envejecimiento prematuro, la deshidratación o la inflamación.

Para lograr contrarrestar cuanto antes estas consecuencias, se recomienda que tan pronto como sea posible se recupere un ritmo de sueño adecuado, recurriendo a cosméticos hidratantes, e incluso al efecto flash de la vitamina C y el ácido hialurónico. Además, se debe beber a diario al menos dos litros de agua y consumir sustancias antioxidantes.

Algunas de las bebidas que ayudarán con ese proceso de desintoxicación interno de la piel son los zumos de frutas y verduras, los cítricos aportan vitamina C y antioxidantes. Agua infusionada, por ejemplo, con pepino que será una bebida 100 % hidratante o el té verde, que se trata de una de las bebidas con más contenido de antioxidantes.

Rutinas y cuidado de la piel

El cuidado de la piel es una de las rutinas más importantes del día para hombres y mujeres, y el uso de bloqueadores, cremas, tónicos y lociones se convierte en uno de los pasos obligados en la mañana y en la noche.

De acuerdo con Laura Pardo, líder de mercadeo de Amway, esta tendencia es algo que se ve cada vez con más fuerza a más temprana edad.

“Desde temprana edad, las mujeres comienzan a percibir mayores cambios en su piel, razón por la cual, han tomado consciencia frente a su cuidado y están de manera permanente en la búsqueda de productos que cumplan con este propósito”, afirmó Pardo.

En este sentido, se pueden identificar diferentes líneas de cuidado para la piel que se deben tener en cuenta a la hora tanto de empezar como de darle continuidad al cuidado de la piel.

Líneas de solución de balance: se trata de limpiadoras, tónicos o lociones que son refrescantes y ligeras y que son claves para las pieles más jóvenes, sin importar si son grasas o secas.

Este tipo de fórmulas se utilizan, como su nombre lo indica, para darle un balance a la piel y mantenerla limpia, por lo que permite minimizar la visibilidad de los poros y retrasar la aparición de los primeros signos visibles del envejecimiento.

Esta línea, según Pardo, es recomendada para mujeres entre los 18 a los 35 años.

Línea de solución hidratación. Hidratar la piel es uno de los pasos más importante a la hora de cuidar la piel, para mantenerla suave y protegida.

Para ello, se utilizan todo tipo de productos que sean frescos y que ayudan a revitalizar la luminosidad de la piel, mantenerla suave y tersa.

Esta es una tarea, según la experta, que debe realizarse como mínimo cada 24 horas. Son recomendadas para mujeres menores de 35 años.

Línea de solución de renovación. Esta es una rutina ideal para mujeres mayores de 35 años ya que lo que busca es reafirmar, realzar y reparar la piel que se ha mantenido bien cuidada.

Este tipo de productos, sea en crema, tónico o loción, reducen la visibilidad de las líneas de expresión que se forman con el paso de los años, así como corregir las machas o tonos desiguales en la piel y le dan más flexibilidad y elasticidad a una piel que ya no produce colágeno.

*Con información de Europa Press