Dolores musculares.
Dolores musculares. - Foto: Getty Images

vida moderna

Consejos para evitar la fatiga muscular

Es importante acudir a un doctor en caso de presentarla.

La fatiga muscular se da cuando el deportista o la persona que realiza actividad física no tiene fuerzas y tiene una sensación de pesadez en los músculos. Asimismo, tiene incremento del ritmo cardíaco y puede terminar en falta de coordinación.

De acuerdo con el portal web Abc “no se puede establecer el momento exacto en el que aparece la fatiga muscular ya que tiene que ver con una combinación de aspectos entre los que se encuentra el estado físico, la edad, la alimentación y, por supuesto, la genética. Por eso en cada persona el «límite motor» es diferente e incluso en una misma persona se puede alcanzar con diferentes niveles de entrenamiento”.

Es importante prestar atención a la fatiga muscular ya que esta afección puede indicar que se está realizando un mal entrenamiento y que pueden tenerse lesiones a largo plazo.

El portal web Clikisalud señala algunas recomendaciones que pueden ayudar a disminuir el riesgo de tener fatiga muscular:

  1. Establecer objetivos que sean reales, teniendo en cuenta las necesidades individuales. Para esto es necesario tener la supervisión de un equipo de expertos en entrenamiento.
  2. Planificar con tiempo los entrenamientos, qué llevará cada rutina y qué tiempo se dedicará para ello, etc.
  3. Cuando se sienta cansancio, lo recomendable es disminuir la intensidad para evitar el sobreentrenamiento y poner en riesgo la salud del cuerpo.
  4. Se debe destinar un tiempo adecuada para hacer el calentamiento y estiramiento correspondiente antes de cada rutina de ejercicio.
  5. Trabajar en la técnica antes de incrementar el peso.
  6. Someterse a masajes antes y después del entrenamiento con personas que tengan conocimientos de ello.
  7. Descansar en las noches las horas recomendadas, según la edad (de 7 a 8 horas).
  8. Alternar el entrenamiento como otras formas de actividad física como practicar natación o ciclismo.
  9. Tener una alimentación balanceada, enfocada en las necesidades personales.
  10. Hidratarse antes, durante y después del entrenamiento.

Fatiga

La fatiga es falta de energía o de motivación. Puede ser el resultado de haber realizado demasiado esfuerzo físico, o una respuesta por estrés emocional o falta de descanso.

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala algunos de los factores o afecciones que pueden causar fatiga:

  • Anemia (incluso anemia ferropénica)
  • Depresión o aflicción
  • Deficiencia de hierro (sin anemia)
  • Medicamentos, como sedantes o antidepresivos
  • Dolor persistente
  • Trastornos del sueño, como insomnio, apnea obstructiva del sueño o narcolepsia
  • Glándula tiroides poco activa o hiperactiva
  • Consumo de alcohol o de drogas, como cocaína o narcóticos, especialmente si se utilizan con frecuencia
  • Enfermedad de Addison
  • Anorexia u otros trastornos alimentarios
  • Artritis, principalmente en adultos o artritis reumatoidea juvenil
  • Enfermedades autoinmunitarias como el lupus eritematoso sistémico
  • Cáncer
  • COVID-19
  • Diabetes
  • Fibromialgia
  • Insuficiencia cardíaca
  • Enfermedad renal
  • Enfermedad hepática
  • Desnutrición

Dolor muscular

El dolor muscular puede presentarse al inicio, durante o después de realizar una actividad física. No obstante, cabe resaltar que también puede estar relacionado con un síntoma de diferentes enfermedades, como la gripe, lupus, etc. En palabras de los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, algunas de las causas comunes del dolor muscular incluyen las siguientes:

  • Síndrome compartimental crónico por ejercicio
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Claudicación
  • Enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19)
  • Dermatomiositis
  • Distonía
  • Fibromialgia
  • Hipotiroidismo (tiroides hipoactiva)
  • Influenza (gripe) y otras enfermedades virales (similares a la gripe)
  • Lupus
  • Enfermedad de Lyme
  • Los medicamentos, especialmente los medicamentos para el colesterol conocidos como estatinas
  • Calambre muscular
  • Síndrome de dolor miofascial
  • Polimialgia reumática
  • Polimiositis (enfermedad inflamatoria que causa debilidad muscular)
  • Lesiones por esfuerzo repetitivo
  • Artritis reumatoide (enfermedad inflamatoria de las articulaciones)
  • Fiebre maculosa de las Montañas Rocosas
  • Esguinces