Foto de referencia sobre vitaminas
Foto de referencia sobre vitaminas - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Cuál es la mejor hora del día para tomar vitaminas?

La mejor manera de obtener suficientes vitaminas es mantener una dieta balanceada.

Las vitaminas son un grupo de sustancias que son necesarias para el buen funcionamiento del cuerpo, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Además, el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde señaló que dentro de las principales funciones de las vitaminas se encuentran:

  • “Función adecuada de los músculos;
  • Crecimiento adecuado de piel, cabello y uñas;
  • Buen funcionamiento del sistema nervioso;
  • Prevención de enfermedades como anemia;
  • Promover un crecimiento adecuado”.

Asimismo, Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, explicó que existen 13 vitaminas esenciales y existen dos tipos de vitaminas: las vitaminas solubles en grasas, o liposolubles, y las vitaminas solubles en agua, o hidrosolubles.

  • Las vitaminas liposolubles (A, D, E, y K), se disuelven en grasas y se pueden almacenar en el cuerpo.
  • Las vitaminas hidrosolubles (C y las vitaminas del complejo B, como la B6, la B12, la niacina, la riboflavina y el ácido fólico) se disuelven en agua y el cuerpo no puede almacenar este tipo de vitaminas. Cualquier parte de las vitaminas C o B que no use el cuerpo viaja por el torrente sanguíneo y se acaba eliminando (principalmente a través de la orina). Por lo tanto, se necesita ir incorporando esas vitaminas cada día.

Dicho lo anterior, el portal Nutri Market reveló que “la mejor hora para tomar vitaminas es por la mañana, a la hora de desayunar, junto con los alimentos”.

No obstante, la cantidad de cada vitamina que necesitan las personas depende de la edad, el sexo y otros factores, como el embarazo y el estado de salud, pero la mejor manera de obtener todas las vitaminas diarias es consumir una dieta equilibrada que contenga una amplia variedad de frutas, verduras, productos lácteos enriquecidos, legumbres (frijoles secos), lentejas y granos integrales, según Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Sin embargo, algunas personas deben tomar suplementos vitamínicos para alcanzar las dosis diarias, pero este consumo debe estar guiado por un médico.

De todos modos, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica y por ello lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.

¿Cuáles son las vitaminas esenciales?

  • Vitamina A: Es un nutriente importante para la visión, el crecimiento, la división celular, la reproducción y la inmunidad.
  • Vitamina C: Es un nutriente que el cuerpo necesita para formar vasos sanguíneos, cartílagos, músculos y colágeno en los huesos.
  • Vitamina D: Es un nutriente que el cuerpo necesita para fortalecer los huesos y mantenerlos saludables.
  • Vitamina E: Es un nutriente importante para la visión, la reproducción y la salud de la sangre, el cerebro y la piel.
  • Vitamina K: Es importante para la coagulación de la sangre y la salud de los huesos
  • Vitamina B1 (tiamina): Es importante para el crecimiento, desarrollo y funcionamiento de las células del organismo.
  • Vitamina B2 (riboflavina): Ayuda a convertir los alimentos consumidos por una persona en la energía que necesita.
  • Vitamina B3 (niacina): Ayuda a mantener saludable la piel y los nervios.
  • Vitamina B6 (piridoxina): Es fundamental para el desarrollo cerebral normal y para mantener saludables al sistema nervioso y al sistema inmunitario.
  • Vitamina B12 (cianocobalamina): Es importante para el metabolismo, ayuda a la formación de glóbulos rojos y al mantenimiento del sistema nervioso central.
  • Folato (ácido fólico y B9): Actúa con la vitamina B12 para ayudar en la formación de glóbulos rojos y es necesario para la producción del ADN, que controla el crecimiento tisular y la función celular.
  • Ácido patoténico (B5): Es crucial para muchas funciones en el organismo, especialmente la fabricación y descomposición de las grasas.
  • Biotina (B6): Es fundamental para el desarrollo cerebral normal y para mantener saludables al sistema nervioso y al sistema inmunitario.