Tendencias
Mujer embarazada
Mujer embarazada - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

¿Cuáles son las mejores infusiones para tomar en el embarazo?

La mayoría de embarazos tiene una duración de 37 a 42 semanas, pero algunos toman más tiempo.

El embarazo es el periodo que transcurre entre la concepción (fecundación de un óvulo por un espermatozoide) y el parto. Durante este período, el óvulo fecundado se desarrolla en el útero y el embarazo dura aproximadamente 288 días, de acuerdo con el diccionario del Instituto Nacional del Cáncer.

Sin embargo, en esta etapa las mujeres se realizan varias preguntas sobre qué comer o cómo cuidarse y en ocasiones buscan alternativas naturales como beber infusiones para mitigar algún dolor o malestar.

Muchas personas creen que usar plantas para tratar una enfermedad es más seguro que tomar un medicamento, porque han sido usadas como medicina popular durante cientos de años; no obstante, aunque “natural”, no quiere decir seguro, pues algunas hierbas pueden interactuar con otros medicamentos, ser tóxicas en dosis altas o causar efectos secundarios como ser abortivas.

Por tal razón, el Hospital de Manises en Valencia reveló que entre las infusiones que se recomienda evitar en el embarazo están la poleo menta, las que lleven salvia y perejil, las de aloe vera, de diente de león, artemisa, caléndula, ginseng, consuelda, ajenjo (que pueden pasar a la leche y son tóxicas para el bebé), eucalipto y Gingko biloba (ambas pueden pasar también a la leche materna).

No obstante, sí recomienda las infusiones de:

Mujer embarazada
Mujer embarazada - Foto: Getty Images/iStockphoto

Hay que señalar que Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Estados Unidos, reveló que las plantas son un tipo de suplemento alimentario, pero no son medicamentos y los siguientes son algunos datos que se deben tener en cuenta de las plantas con las que se realizan las infusiones:

  • No son reguladas como los medicamentos.
  • No necesitan someterse a estrictas pruebas antes de venderse.
  • Es posible que no funcionen como se dice.
  • Las etiquetas no necesitan aprobación. Podrían no mostrar la cantidad correcta de un ingrediente.
  • Algunas hierbas medicinales pueden contener ingredientes o contaminantes no mencionados en la etiqueta.

Por tal razón, antes de consumir alguna infusión lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guie el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todas las personas.

Lo que sí recomienda la biblioteca es consumir bastantes frutas, vegetales, granos integrales, carnes magras y otras proteínas y productos lácteos bajos en grasa.

Las mujeres embarazadas necesitan cantidades más altas de ciertas vitaminas y minerales, como ácido fólico o hierro, y algunas vitaminas prenatales contienen esto, pero lo ideal es que un médico lo formule y por ende es importante que la mujer siempre consulte con su proveedor de salud antes de empezar o parar algún medicamento, así como el uso de plantas en infusiones.

Adicional, la actividad física le ayudará a la mujer a mantenerse en forma, sentirse y dormir bien, pero también hay que consultar con el proveedor de salud sobre qué tipo de actividad física es la correcta para cada una.