El huevo es una fuente rica en proteínas.
El huevo es una fuente rica en proteínas. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Cuántos huevos puede comer una persona de la tercera edad?

Este alimento debe incluirse como parte de una alimentación saludable.

Cuando se configura el menú para un adulto mayor, hay que tener presente que durante esta etapa de la vida la persona requiere obtener más nutrientes a partir de los alimentos, puesto que es más fácil que se presenten deficiencias y complicaciones de salud por el desequilibrio nutricional.

Seis son los componentes que le hacen falta al organismo para funcionar correctamente, y se dividen entre los macronutrientes, que son aquellos que necesita el cuerpo en grandes cantidades, y los micronutrientes, igual de importantes pero en menos cantidad.

Hay alimentos como el huevo que reúnen a estos dos tipos de nutrientes, convirtiéndose así es una opción idónea para incluir dentro de la dieta, tomando ciertas precauciones sobre el número de porciones que se ingieren y la manera en que se prepara.

El huevo es una fuente natural de proteínas.
El huevo es una fuente natural de proteínas. - Foto: Getty Images

¿Pueden los adultos mayores consumir huevo?

Frente a la mala fama que a veces carga el huevo, este es un alimento infaltable dentro de las alacenas por ser una fuente de múltiples nutrientes, como explican desde el Instituto de Estudios del Huevo.

No deja de ser menos beneficioso su ingesta con el paso de los años, puesto que en la edad adulta puede contribuir a equilibrar la falta de nutrientes que se producen por la alteración de los procesos internos, como la digestión.

Cabe mencionar que hay una variedad de huevos, dependiendo del ave o animal del que provenga, pero los más comunes dentro de la alimentación son los huevos de gallina y los de codorniz, estos últimos sobre todo empleados en recetas particulares y no en el diario consumo.

Sobre sus cualidades, la Fundación Española de la Nutrición explica que la composición del huevo es diferente en la clara y en la yema, pues esta segunda concentra la mayor cantidad de grasa. Entre otras características nutricionales de este alimento se destacan las vitaminas de la familia de las B, la vitamina D, la vitamina A y los folatos.

De acuerdo con la entidad, el compuesto que más sobresale del huevo es su proteína, siendo esta “de máxima calidad”. A esto se suman minerales como el sodio, el potasio, el fósforo y el calcio; todos ellos fundamentales durante la etapa del envejecimiento.

Por esta bomba de nutrientes, no es desaconsejable la ingesta de huevo, sino que se recomienda añadirlo en la dieta de forma moderada, para aprovechar sus beneficios sin poner en riesgo la salud.

Es más, la Fundación Española del Corazón señala que frente a la creencia de que el huevo es enemigo del corazón por su contenido en grasas, lo sugerido es optar por recetas en las que se cocine el huevo con calor, como cocido o escalfado. Además, mencionan, una opción para los pacientes con colesterol alto es solo utilizar las claras y no las yemas.

También puede ser de interés:

¿Qué cantidad de huevo se debe comer?

El huevo es uno de esos alimentos frecuentes dentro de la alimentación, pues a cualquier hora puede consumirse y saciar el hambre, eso sumado a sus nutrientes. Pero una ingesta excesiva, como casi todo en la vida, puede ser desfavorable para la salud.

Según la Fundación Española del Corazón, entre tres y cinco huevos durante la semana son suficientes para obtener sus propiedades, con algunas variaciones que pueden ser consultadas con el profesional de la salud, de acuerdo con el perfil clínico de cada paciente. En el caso especial de los adultos mayores precisan que la cantidad recomendada es de entre dos y tres porciones a la semana, sobre todo en quienes no realizan actividad física.

Además, desde el Instituto de Estudios del Huevo indican que este ingrediente debe ser incluido como parte de una alimentación balanceada y no como el único alimento en el que se base la dieta.