salud

El ejercicio que ayuda a reducir los gases y controlar la incontinencia urinaria

El comportamiento interno del organismo depende de algunos hábitos, los cuales pueden ser una mejora para el funcionamiento de los sistemas, como el urinario y digestivo.


De acuerdo con la organización enfocada en la salud de niños y adolescentes Kids Health, una de las prácticas que más deberían predominar en pro del cuerpo es el ejercicio.

Hay diferentes tipos de ejercicios y varios están enfocados a una parte específica del organismo. Una publicación del repositorio digital de la Universidad de las Américas, dice que en la búsqueda de fortalecer el suelo pélvico, existen repeticiones físicas las cuales contribuyen a la resistencia de los músculos que sostienen la vejiga y el intestino.

Para los expertos, este tipo de acciones son conocidas como ejercicios de Kegel, rutinas de movimientos que están enfocados principalmente para la salud urinaria de hombres y mujeres.

Teniendo en cuenta datos recopilados por el portal de Mundo Deportivo, introducirse a una rutina de ejercicios de Kegel puede ser una tarea fácil, siempre y cuando el sujeto entienda que todo está ligado a un mismo propósito: reducir los gases, controlar la incontinencia urinaria, entre otros objetivos.

En 1948, el doctor Arnold H. Kegel compartió una serie de ejercicios, que eran recomendados realizar a mujeres que acababan de tener un hijo y necesitaban fortalecer su suelo pélvico. Según los antecedentes, con el paso del tiempo y gracias a las investigaciones relacionadas a las ciencias de la salud, en el área de la fisioterapia, se descubrió que esta práctica también es beneficiosa para los varones, debido a que ayudan a reforzar los huesos que están desde el coxis hasta el hueso púbico de la parte delantera, consigna el citado portal de salud deportiva.

Los músculos pélvicos son los encargados de dar firmeza a la vejiga, órgano en el que se filtra la orina. De hecho, Altamed dice que la vejiga cambia con la edad, se vuelve más sensible y, por ello, es indispensable ejercitarla.

Hormona de crecimiento / Ejercicio
Hay varias alternativas físicas para fortalecer la vejiga, como los ejercicios de Kegel. Foto. Getty Images. - Foto: Getty Images

Según el mencionado estudio de la Universidad de las Américas, situada en Quito, Ecuador, el músculo pélvico se puede mejorar con ejercicios. Es así como, contribuir a la zona genital, que también se puede vincular al área digestiva, tiene beneficios si se práctica la rutina de Kegel, la cual ayuda a:

  • Controlar la incontinencia urinaria o fecal.
  • Controlar las gotas de orina que suelen quedar luego de ir al baño, para que la vejiga quede vacía.
  • Reducir los gases.
  • Para los hombres, incrementar la resistencia y duración de las erecciones. Asimismo, combatir o prevenir sufrir de eyaculación precoz.

Así las cosas, Mundo Deportivo comparte que realizar ejercicios de Kegel puede ser algo repetitivo que cansa en un principio, pero luego se tornará más fácil. En ese sentido, la rutina de esta práctica que se recomienda consiste en:

  • Primero, encontrar los músculos del suelo pélvico. Por lo general, se hace presionando la parte baja del abdomen al momento en el que una persona se encuentre orinando.
  • Luego, al encontrar dichos músculos, hay que contraer esta zona hacia arriba.
  • Después, se debe mantener la contracción por lo menos durante tres segundos (con la práctica, se puede aumentar hasta los 10 segundos o más).
  • Relajar el músculo paulatinamente, durante el mismo tiempo en el que se efectuó la contracción.
  • Para finalizar, se aconseja llevar a cabo una repetición de 10 veces seguidas.

Por otro lado, Kids Health recalca que, a modo universal, el ejercicio físico es bueno para todas las partes del cuerpo, incluida la mente. Entre sus beneficios, la actividad física permite mantener un peso saludable y reducir el riesgo de algunas enfermedades, como sobrepeso, diabetes tipo 2 y presión arterial alta. Asimismo, acciones básicas como saltar, correr o levantar pesas, puede ayudar a mantener los huesos fuertes.