úlcera / estómago / enfermedad
Los garbanzos promueven el buen tránsito intestinal, lo cual provoca una desinflamación de la zona abdominal, - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

El garbanzo ayuda a la digestión y previene enfermedades

Esta legumbre aporta muchos beneficios al organismo, pues se ha encontrado que ayuda a combatir el estreñimiento y facilita la digestión

Desde hace muchos años los garbanzos son considerados como uno de los ingredientes más versátiles. Estos pequeños granos se pueden comer tanto en preparaciones frías como calientes y, además, combinan muy bien con muchos alimentos.

Sin embargo, son pocos los que conocen sus beneficios para la salud. El garbanzo es una fuente alta de hidratos de carbono de absorción lenta, que producen una asimilación gradual de la glucosa.

Además, gracias a su aporte de fibra, los garbanzos benefician el organismo, permitiendo mantener las evacuaciones regulares, facilitando la digestión, reduciendo la inflamación abdominal y contribuyendo a que el cuerpo absorba todos los nutrientes de la comida minimizando el estreñimiento, según el portal especializado en salud, Tua Saúde.

Por otro lado, los expertos de la Fundación Española de la Nutrición (FEN) indican que son fuente de “proteínas de origen vegetal, calcio, potasio, hierro, fósforo, magnesio, folatos, niacina, vitamina B6 y vitamina E”.

Incluso, gracias su notable contenido en dichos nutrientes, necesarios para el sistema nervioso y muscular, el garbanzo es adecuado para afrontar situaciones de tensión psicofísica y de estrés, según el portal especializado en salud, Cuerpo y Mente.

Garbanzos
Los garbanzos son fuente de “proteínas de origen vegetal, calcio, potasio, hierro, fósforo, magnesio, folatos, niacina, vitamina B6 y vitamina E”. - Foto: Getty Images

Beneficios de los garbanzos para la salud

Aportan proteínas

  • Su alto contenido de proteínas de origen vegetal hace que el garbanzo sea un alimento ideal para las personas vegetarianas, que quieran tener los nutrientes necesarios para su organismo, casi con un aporte muy similar al de una fuente animal.
  • Tiene un gran valor nutricional. Los garbanzos son ricos en calcio, fósforo, zinc, sodio, hierro y vitaminas A, B6, C, E y K.

Facilitan la pérdida de peso

  • Promueven el buen tránsito intestinal, lo cual provoca una desinflamación de la zona abdominal, que es uno de los puntos que más interesa rebajar en las primeras etapas.
  • Al ser ricos en fibra, ayudan a saciar el apetito y a evitar picar entre horas, que en muchas ocasiones, impide bajar esos kilos de más.
  • Por otro lado, la mezcla de minerales y nutrientes mantiene el cuerpo activo y con energía.

Protegen el corazón

  • Los nutrientes de los garbanzos favorecen la salud cardiovascular, por ser ricos en grasas saludables como omega 3, y por ende colaboran en la salud cardiovascular, al aportar a la generación del llamado colesterol ‘del bueno’.

Huesos fuertes

  • Los minerales concentrados en los garbanzos incluyen: magnesio, cobre, zinc, hierro, fósforo y magnesio.
  • Esto significa que los garbanzos son grandes aliados de los huesos y el aparato muscular. Muchos de estos minerales son esenciales cuando se trata de mejorar la densidad de los huesos y la prevención de enfermedades relacionadas con la edad, como la osteoporosis.

Aporte de energía

Obesidad y Diabetes

  • De acuerdo con los estudios, la OMS recomienda el consumo de garbanzos y otras legumbres, para reducir los riesgos de enfermedades asociadas a la alimentación, como obesidad y diabetes tipo 2.
  • Además, se ha comprobado que los diabéticos que consumen dietas altas en fibra muestran menores niveles de glucosa en sangre.

Para regular la presión arterial

  • Gracias a su alto contenido en potasio y la escasa presencia de sodio, el garbanzo favorece la diuresis o excreción de la orina.
  • Esto es beneficioso en casos de hipertensión arterial, piedras en el riñón y cuando se desea eliminar un exceso de ácido úrico.