belleza

Envejecimiento: así se puede prevenir y mejorar el aspecto de la piel con remolacha

La piel se regenera cada 28 a 35 días.


La piel es el órgano más grande del cuerpo; por lo general, las personas invierten tiempo y grandes sumas de dinero en su cuidado, especialmente en la piel del rostro. Uno de los factores que más preocupa es la aparición de las arrugas, es por eso que intentan a toda costa evitar que aparezcan; sin embargo, es importante mencionar que estas líneas de expresión hacen parte de un proceso natural el cual todos van a tener que enfrentar en algún momento de la vida.

La células del cuerpo se regeneran cada 28 a 35 días. Con el paso de los años este proceso se hace más lento; además, la producción de colágeno empieza a disminuir a partir de los 25 años. Es por esto que se hacen visibles las arrugas. Para ayudar a que el cuerpo regenere las células como lo hace habitualmente es indispensable llevar una dieta sana y equilibrada que influya frutas y verduras de todos los colores, proteínas o carnes magras y grasas saludables.

El portal de belleza y autocuidado Soy Carmín asegura que gracias a sus componentes la remolacha puede traer grandes beneficios para la salud del cuerpo y la piel. La remolacha tiene un alto contenido de vitaminas, fibras y minerales ideales para la salud de los nervios, la función muscular y para mantener un corazón sano.

Esta verdura morada aporta manganeso, indispensable para la salud de los huesos, el hígado, los riñones y el páncreas. Este vegetal tiene un bajo índice glucémico, por lo que puede ser consumida por pacientes o personas que padezcan de diabetes. Este alimento ayuda a proteger las células, las proteínas y las enzimas del estrés, lo que puede traer grandes beneficios para la salud de la piel.

El portal web unCOMO brinda algunas recetas con remolacha que pueden traer grandes beneficios para la salud de la piel. Cabe mencionar que antes de su aplicación se recomienda consultar con un dermatólogo que apruebe sus usos con el fin de evitar alergias o reacciones adversas.

Arrugas de boca y nariz
Las arrugas de la boca y la nariz aparecen a temprana edad. - Foto: Getty Images

Mascarilla de remolacha antiarrugas

Ingredientes:

  • Una remolacha.
  • Aceite de germen de trigo.
  • Miel.

Preparación:

  • Licuar la remolacha con piel y partida en trozos pequeños.
  • Una vez licuada, añadir dos cucharadas de aceite de germen de trigo y una de miel.
  • Cuando todos los ingredientes se hayan integrado y se obtenga una pasta consistente, se debe verter la mezcla en un recipiente.
  • Luego, aplicar la mascarilla en aquellas zonas del rostro con arrugas marcadas y dejar actuar 20 minutos.
  • Pasado ese tiempo, retirar con abundante agua tibia o fría.
  • Para ver resultados pronto se recomienda aplicarla una o dos veces por semana.

Mascarilla para mejorar el tono de la piel

Ingredientes:

  • Zumo de remolacha.
  • Zumo de zanahoria.
  • Aceite de coco.

Preparación:

  • Mezclar cuatro cucharadas de zumo de remolacha con cuatro de zanahoria.
  • Luego, agregar una cucharada de aceite de coco y revolver bien.
  • Con la ayuda de un algodón, aplicar la mascarilla obtenida por todo el rostro de manera uniforme.
  • Dejar que la mezcla actúe en la piel durante 20 minutos y, para finalizar, retirar con agua tibia o fría.
Recomendación saludable
La remolacha es un alimento con alto contenido en proteínas, fibra y folatos que ayudan a reforzar el sistema circulatorio y el hígado. - Foto: Getty Images

Recomendaciones para el cuidado de la piel

El portal brinda unos tips adicionales para mantener una piel sana y libre de impurezas.

  • Cuidar la alimentación y beber mucha agua: la alimentación influye en el estado de la piel. Si se desea retrasar la aparición de arrugas, es esencial llevar una dieta equilibrada y sana, rica en frutas y verduras. Los mejores componentes para la salud de la piel son los antioxidantes; las vitaminas A, C, E, K; el omega-3, entre otros. Como mínimo se deben consumir de dos a tres litros de agua al día para mantener la piel hidratada.
  • Elegir una buena crema antiedad: a partir de los 25 años de edad, es importante empezar a aplicarse una crema antiarrugas que ayude a atenuar esas líneas de expresión que ya son visibles. La cremas actúan rellenando la piel desde el interior para que luzca lisa y firme. Hay muchas cremas en el mercado, pero lo mejor es elegir una que se adapte a las necesidades de cada tipo piel y que contenga ingredientes como vitamina A, vitamina E, colágeno, elastina, ácido hialurónico y AHA.