vida moderna

¿Es posible hacer crecer naturalmente las uñas escamadas?

Las uñas arregladas pueden mejorar la apariencia de las manos.


Mantener las uñas limpias y cuidadas es un asunto no solo estético, sino también de salud, debido a que se previene el desarrollo de infecciones por el contacto de las manos con otras partes del cuerpo. De hecho, hay quienes les importa tener las uñas bien arregladas, debido a que suelen notarse en el desarrollo de sus trabajos, como quienes trabajaban como oficinistas, asesores, comerciantes.

Tener las uñas fuertes y con una apariencia sana no tiene por qué ser difícil. Los hábitos de limpieza y el esmalte de brillo o base pueden hacerlo todo. No obstante, puede que las uñas estén debilitadas, quebradizas o afectadas por diversas causas, por lo que puede ser necesario tener otro tipo de tratamiento para aliviar dichas condiciones.

El estado de las uñas puede decir más sobre la salud de lo que se cree.
Los hábitos de limpieza y el esmalte de brillo o base pueden hacerlo todo. - Foto: Getty Images

¿Cómo estimular el crecimiento de las uñas?

La higiene es la primera recomendación para mantener sanas las uñas, mitigando así la aparición de hongos o el debilitamiento. De acuerdo con la entidad de salud Mayo Clinic, un correcto lavado de manos que incluya también a las uñas puede disminuir la acumulación de bacterias, sobre todo en quienes prefieren llevar las uñas muy largas.

Se sugiere hacerlo cada tanto, luego de tocar superficies, agarrar objetos, entrar al baño o al llegar a casa después de estar en el transporte público. Mientras la persona se lava las manos, tiene que dedicar unos segundos a limpieza de las uñas, frotándolas por encima y retirando la mugre en el interior.

También es importante, detalla Mayo Clinic, secar adecuadamente las uñas, puesto que “el contacto repetido o prolongado con el agua puede contribuir a que se partan las uñas”, explican.

Sumado a este paso, algunos tratamientos naturales se han considerado efectivos para el fortalecimiento de las uñas, por los componentes de sus ingredientes. El ajo, por ejemplo, es uno de los principios activos de productos cosméticos para las uñas por sus múltiples beneficios, y también se puede emplear en una mascarilla para estimular su crecimiento.

Entre las propiedades de este alimento se destaca su acción antifúngica, por lo que previene la formación de infecciones por hongos, según menciona el portal de difusión académica El Selvier. También se ha considerado como un agente endurecedor.

Para preparar este remedio casero, el portal Salud 180 indica que se tiene que machacar 1 o 2 dientes hasta conseguir una consistencia aguada. Ese extracto se debe aplicar en las uñas, desde la base, y esperar a que actúe por un periodo de 10 minutos. Al retirarlo se aconseja lavar muy bien las manos con agua y jabón para retirar el olor fuerte del ajo.

Ajo (Getty)
Ese extracto se debe aplicar en las uñas, desde la base, y esperar a que actúe por un periodo de 10 minutos. - Foto: Getty Images

Otro truco lo entregan desde la sección de belleza de la famosa revista Vogue, y es el aceite de oliva. Este ingrediente es reconocido por contener ácidos grasos buenos y vitaminas, por las que se le confieren efectos antioxidantes y antibacterianos, de acuerdo con el portal Ecoinventos.

Se puede emplear para el cuidado de las cutículas, que es la parte superior de la uña. Para utilizarlo solo es necesario aplicar unas gotas del aceite sobre las uñas y realizar masajes suaves. Este tratamiento se puede realizar también con aceite de almendras.

Entre otras recomendaciones, el portal Mayo Clinic, comenta que también es importante humectar las manos, extendiendo la crema hacia las uñas. Para que ambas luzcan saludables.

En caso de notar manchas blancas, amarillentas o de sentir dolor y otras molestias en las uñas, se recomienda asistir al médico para descartar que sea un signo de alerta de otra patología.

También es importante acudir a centros estéticos verificados para hacerse el manicure, debido a que una mala práctica puede poner en riesgo las uñas y los dedos.