vida moderna

Estas son las vitaminas que debe tomar una persona con diabetes

La diabetes puede acarrear otras enfermedades como las renales.


La diabetes es una enfermedad crónica que se presenta cuando el páncreas no secreta suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce, según explica la Organización Mundial de la Salud.

Además, las personas con diabetes presentan niveles altos de azúcar en sangre, debido a que su cuerpo no puede movilizar el azúcar hasta el músculo y a las células de grasa para quemarla o almacenarla como energía.

Es por eso que las personas que tienen diabetes deben mantener una dieta saludable rica en vitaminas como vitamina B1, o tiamina, vitaminas que ayudan a prevenir problemas renales, uno de los padecimientos que pueden sufrir las personas con diabetes.

En ese sentido, el portal Salud180 señala que las personas que padecen esta enfermedad deberían tomar estas vitaminas:

Complejo b

Las vitaminas de este grupo son mejores para el paciente que sufre de diabetes, especialmente B1, B6 y B12.

Vitamina B1 o tiamina

Esta ayuda a mantener sano el sistema nervioso central para liberar adecuadamente la energía almacenada. Se encuentra en alimentos como los frijoles, huevo, mariscos, carne, hígado de res, trigo y semillas de girasol.

Vitamina B6 o piridoxina

Naturalmente, esta vitamina se puede obtener de las nueces, germen de trigo, riñones, hígado de res, pescado, zanahoria, pollo, huevo y levadura.

Vitamina B12 o cobalamina

La vitamina B12 ayuda a interconectar las células para la producción de glóbulos rojos, se encuentra en la leche, mariscos, pescados, queso, huevo y el hígado.

Para conocer si una persona sufre de diabetes se debe realizar prueba.
Para conocer si una persona sufre de diabetes se debe realizar prueba. - Foto: istock

Síntomas de la diabetes

Algunos síntomas de esta enfermedad se pueden presentar en la lengua, entre los que, de acuerdo con el portal Univisión, se incluyen marcas o grietas, puesto que esta enfermedad sensibiliza más la piel con algunos alimentos.

Otros síntomas que expone el portal Mayo Clinic sobre esta enfermedad son:

  • Aumento de la sed y de la micción
  • Fatiga.
  • Visión borrosa
  • Pérdida de peso inesperada
  • Aumento del hambre
  • Llagas de curación lenta e infecciones frecuentes
  • Encías rojas e inflamadas
  • Hormigueo o entumecimiento en las manos o los pies

“La comprensión de los posibles síntomas de la diabetes puede conducir a un diagnóstico y tratamiento tempranos, lo que puede ayudar a prevenir las complicaciones de la diabetes y tener una vida de mejor salud”, señala Mayo Clinic.

Vale la pena recordar que de acuerdo con el portal Medline Plus, “el aumento de peso involuntario puede ser causado por diferentes factores”.

En ese sentido, el portal especializado Healthline, listó una serie de alimentos que ayudan a controlar esta afección:

  • Vegetales de hoja verde: las verduras como la espinaca, acelga y lechuga contienen un alto nivel de nutrientes, en especial magnesio, potasio y vitamina K. Además, su baja cantidad de calorías los hace un grupo de alimentos básicos para tratar la diabetes.
  • Huevos: el consumo regular de huevo puede ayudar a prevenir enfermedades cardiacas. Además, la sensibilidad de la insulina mejora y los niveles de colesterol bueno aumentan. Lo importante a la hora de consumirlos es no sustraer la yema, pues es allí, es donde hay más nutrientes.
  • Pescado graso: el pescado es una proteína magra y saludable que contiene un tipo de grasa llamada omega-3 que puede ayudar a proteger el corazón, un órgano expuesto entre las personas con diabetes.
  • Cúrcuma: sus bondades medicinales se le atribuyen a la curcumina, que es su compuesto principal. Se destaca por ser un poderoso antiinflamatorio y antioxidante. Incluso, un estudio realizado por la Universidad de Columbia resalta sus beneficios en pacientes con obesidad a causa de la diabetes.
  • Canela: es una planta y un condimento natural de sabor muy agradable que, a pesar de que su gusto dulce, puede ayudar significativamente a combatir la diabetes de tipo 2; es decir, para aquellas personas que no producen suficiente insulina o son resistentes a esta.