El consumo de la soya beneficia a quienes padecen de cáncer de mama.
El consumo de la soya beneficia a quienes padecen de cáncer de mama. - Foto: Archivo

vida moderna

Estos son los beneficios del consumo de soya para la salud de las mujeres

Este superalimento es rico en aceite balanceado con ácidos grasos como el omega 3,6,9 y vitamina E, así como fibra soluble e insoluble.

La soya o soja es una especie de la familia de las leguminosas. Este grano y sus subproductos como el aceite y harina se utilizan principalmente para la alimentación, ya que es una proteína de origen vegetal, rico en grasas poliinsaturadas, fibra, vitaminas y minerales que benefician la salud.

De acuerdo con la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, reconoció que 25 gramos por día de proteína de soya pueden reducir los niveles de colesterol y el riesgo de padecer una cardiopatía. Adicional a ello, su gran valor de proteína de esta legumbre la hace un gran sustituto de la carne en dietas veganas.

Específicamente para la salud de las mujeres, la soya ofrece grandes beneficios. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Medline Plus, las isoflavonas que se encuentran naturalmente en productos de la soya pueden desempeñar una función en la prevención de algunos cánceres relacionados con hormonas.

De este modo, consumir una dieta que incluya una cantidad moderada de soya antes de alcanzar la adultez, puede reducir el riesgo de cáncer de mama y de ovario en mujeres. No obstante, la ingesta de este producto en mujeres que han pasado la menopausia o que ya tienen cáncer aún no está clara.

Alimentos de soya

  • Aislado de proteína de soya (agregado a muchos productos alimenticios a base de soya, como salchichas de desayuno de soya o hamburguesas de soya).
  • Harina de soya.
  • Tempeh.
  • Semilla de soya entera.
  • Tofu.
  • Leche de soya.

Otros beneficios de la soya

  • Ayuda a disminuir los riesgos cardiovasculares: según Food and Drug Administration (FDA), el consumo de 30 gramos de proteína de soya al día en una dieta baja de grasas saturada, es ideal para disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. También, la soya mejora la función de los vasos sanguíneos en general y previene la generación de coágulos.
  • Reduce los síntomas de menopausia: la combinación de una alimentación rica en soya junto con el ejercicio, ayuda a las mujeres a sobrellevar la menopausia con menos molestias. Este producto que contiene componentes bioactivos favorece la salud de las mujeres, reduciendo los síntomas como la fatiga, el sudor nocturno, los cambios en el estado de ánimo, las oscilaciones del humor, la sequedad vaginal y los dolores de cabeza.
  • Previene y controla la diabetes: según el portal web The Food Tech, el consumo de la soya para los pacientes diabéticos es ideal, porque es un alimento con un índice glucémico menor. Entre tanto, la proteína de soya se recomienda en pacientes tipo 2 debido a su efecto antihiperglucémico, evitando los picos de glucosa en sangre.
  • Controla el peso: gracias a su alto contenido de fibra dietética, la soya facilita la digestión y su consumo continuo ayuda a disminuir la concentración de triglicéridos.
  • Aumenta la masa ósea: los minerales y las isoflavonas de la soya, contribuyen a reducir la pérdida de masa ósea, lo cual significa que su consumo frecuente ayuda a prevenir y a tratar enfermedades degenerativas como la osteoporosis.
  • Previene otras enfermedades: algunos estudios científicos han demostrado que los antioxidantes presentes en la soya, ayudan a prevenir enfermedades crónicas degenerativas como el cáncer, las enfermedades del corazón y la diabetes.

¿Cómo consumir la soya?

Cocina Fácil ha dado a conocer una receta a base de soya que se puede preparar fácilmente:

Ingredientes

  • 1 paquete de 185 gramos de soya texturizada hidratada y escurrida.
  • 3/4 de taza de nuez picada.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 diente de ajo machacado.
  • 100 gramos de queso panela.
  • 1 1/2 litros de leche.
  • Sal y pimienta al gusto.

Preparación: En un recipiente calentar el aceite y freír el ajo hasta que se dore. Luego, agregar la nuez y cocinar sin dejar de remover el ingrediente. Cuando comience a soltar una roma particular, se debe añadir la soya y el medio litro de leche y dejar cocina hasta que hierva. Después se debe dejar enfriar y posteriormente licuar esto junto con el queso y medio litro de leche hasta obtener una mezcla homogénea. Finalmente, verter en un recipiente, agregar el resto de la leche y sazonarla.