vida moderna

Infecciones en la boca: estas plantas medicinales le ayudarán a combatirlas

Las aftas o úlceras bucales suelen aparecer en la zona interna de las mejillas, lengua, labios, encías y en el paladar.


Desde la antigüedad, las plantas han sido utilizadas gracias a sus diferentes propiedades antioxidantes, anticancerígenas y antiinflamatorias que tienen la capacidad de retrasar la apoptosis o muerte celular programada. Además, contienen vitaminas y ácidos grasos insaturados necesarios para la salud cardiovascular.

Así mismo, las plantas medicinales se han convertido en un remedio ideal para tratar las infecciones que se generan en la boca, la cual está expuesta a agresiones que pueden causar distintos problemas de salud, ya sean pasajero o permanentes. Entre los problemas más frecuentes está la halitosis, las infecciones por herpes y hongos, o las inflamaciones.

La revista especializada en salud, Cuerpo y Mente, ha dado a conocer algunas plantas medicinales que funcionan para tratar infecciones en la boca:

Llantén mayor

Esta planta medicinal ayuda a combatir el herpes labial, una infección que afecta el interior de la boca o encías, y puede generar ampollas pequeñas y dolorosas. Gracias a la acción antivírica, demulcente, antiinflamatoria, antiséptico, antibacteriano, astringente y cicatrizante, el llantén puede disminuir las inflamaciones de encías, lengua, laringe y faringe. Expertos aconsejan consumir tres cucharadas diarias de jarabe de llantén o dos aplicaciones de enjuague o gárgaras.

Salvia

La salvia es una planta útil para trata la inflamación o irritación de las mucosas de la boca, con úlceras o llagas. También desinflama las encías y lengua, y ayuda a tratar la dermatitis perioral, que afecta al entorno de la boca. La salvia se puede tomar en infusión o aplicar gotas de extracto para el mal aliento y el mal sabor de boca. Sí se usa el aceite esencial, lo ideal disolver cuatro gotas en agua.

Ratania

Al ser astringente y cicatrizante, resulta ideal para tratar el sangrado en las encías, las molestas aftas bucales y las úlceras en la lengua. Así mismo, su propiedad antibacteriana es ideal para reducir la placa bacteriana que se acumula con el tiempo. Expertos aconsejan utilizarla en enjuagues dos o tres veces al día o cinco cucharadas diarias de jarabe.

Lengua
Las aftas o úlceras bucales suelen aparecer en la zona interna de las mejillas, lengua, labios, encías y en el paladar. - Foto: Getty Images

Menta

Esta planta se convierte en una buena opción para combatir el mal sabor de boca y el mal aliento o halitosis, relacionados a veces con problemas digestivos, el tabaco, una higiene bucal insuficiente o trastornos metabólicos. Del mismo modo, ayuda a atenuar el dolor de muelas y la inflamación de las mucosas en estomatitis diversas. Los especialistas de la revista anteriormente mencionada aconsejan consumir tres tazas diarias de la infusión, tras las comidas.

Bistorta

A pesar de no ser muy conocida, la bistorta es un enérgico astringente que se aconseja para tratar hemorragias bucales, sangrado de encías y llagas de la cavidad bucal, mucosas de las mejillas, cara interior de los labios y lengua. También funciona como un calmante natural para el dolor de muela y la inflamación de las encías. Se recomienda tomarla por vía oral tres tazas al día.

Pao d’arco

Sé trata de un árbol tropical de América del Sur que tiene múltiples propiedades para la salud. Varios estudios científicos han demostrado la eficacia de su corteza como antifúngico y antiviral, que ayuda a tratar la candidiasis bucal, una infección por hongos, así como las aftas, llagas e inflamaciones de las mucosas bucales.

Aunque estas plantas son ideales para combatir las infecciones bucales, es importante tener en cuenta los cuidados básicos como la higiene oral. Expertos recomiendan cepillarse los dientes después de cada comida y hacer un cepillado de calidad con ayuda del hilo dental. Adicional a ello, es indispensable acudir al dentista cada seis meses, ya sea para una revisión periódica o para tratar alguna afección bucal. Y finalmente, es fundamental evitar productos ácidos, ricos en azúcares, y otras sustancias peligrosas como el tabaco o el alcohol, que tienen efectos muy nocivos para los dientes.