salud

Jugo de arándanos en ayunas: estos son sus beneficios

Estos frutos tiene un alto poder antioxidante y son ricos en vitaminas y minerales.


Los arándanos se han consolidado como una de las frutas con mayores aportes nutricionales para el organismo. Son apreciados por su contenido de vitamina C, fibra, potasio, hierro y calcio.

El portal Cuerpo Mente indica que se trata de un fruto que brinda nutrientes que refuerzan el sistema inmunológico y protegen la salud del corazón, el sistema digestivo y el cerebro.

Estudios realizados por la Universidad de Clemson y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos sobre los beneficios y propiedades de este alimento, lo catalogan como el de mayor poder antioxidante entre 40 vegetales analizados con el método Orac, el cual es utilizado para analizar la capacidad antioxidante de diferentes sustancias, cita el mencionado sitio web.

Estos frutos destacan por ser bajos en calorías y ricos en agua y nutrientes, por lo que en muchas oportunidades las personas los incluyen en las dietas para adelgazar. Además, consumir su jugo antes o después de realizar actividad física intensa, ayuda a disminuir la fatiga muscular y a reparar el músculo, de acuerdo con información del portal de bienestar y salud Tua Saúde.

Según Cuerpo Mente, los componentes que más destacan de estos frutos son las antocianinas que se encargan de darles el color y son las responsables de muchos de sus beneficios. Abundan en los arándanos silvestres de pulpa oscura y poseen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias.

De igual forma, contienen proantocianidinas, flavonoides y taninos que ofrecen efectos similares. Uno de ellos es el resveratrol, que también se halla en las uvas moradas y que es conocido por su efecto anticancerígeno, asegura la citada fuente.

Si bien los arándanos se pueden consumir de diferentes formas, en postres o como fruta fresca, una de las mejores maneras de ingerirlos es en jugo, bebida que puede tomarse en las mañanas antes de desayunar para obtener todos sus beneficios.

Contra los radicales libres

Las propiedades antioxidantes de los arándanos hacen que sean un fruto ideal para combatir los radicales libres que se acumulan en el cuerpo. Estas sustancias químicas son nocivas y pueden acelerar el proceso de envejecimiento, además de que ser factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades como el cáncer.

Un artículo del diario El Universal, de México, cita un estudio publicado en ScienceDirect, sitio web de información científicia y médica, el cual encontró que los antioxidantes del jugo de arándanos promueven una mejor actividad para retrasar los signos que aparecen como consecuencia del paso de los años.

La citada fuente indica que otra de las bondades de consumir esta bebida en las mañanas es que puede reducir la aparición de infecciones en el tracto urinario, según lo indica una investigación publicada en la revista académica Frontiers in Microbiology.

Los resultados del análisis indican que el mencionado jugo ofrece propiedades antibacterianas que pueden disminuir el desarrollo de la bacteria Escherichia coli en la vejiga, la cual ocasiona infecciones urinarias.

Por otro lado, los polifenoles y fibras que aportan los arándanos ayudan a reducir los niveles de colesterol LDL, llamado “malo” y los triglicéridos en la sangre, minimizando el riesgo de enfermedades cardiovasculares, como aterosclerosis (acumulación de placas en las paredes de las arterias) e infarto de miocardio, precisa Tua Saúde.

Este sitio web también indica que esta fruta es rica en antocianinas, compuestos vegetales con efectos antiinflamatorios y antioxidantes que tienen la capacidad de reducir el estrés oxidativo y la inflamación de las células cerebrales.

“Los arándanos mejoran la función cognitiva, aumentando la capacidad de la memoria y retrasando el envejecimiento mental, además de ayudar a prevenir el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas, como la demencia senil o Alzheimer”, asegura.

Control de la diabetes

El diario El Universal menciona un estudio publicado en 2010 en la revista acedémica Nutrition Journal, según el cual consumir esta fruta mejora la sensibilidad a la insulina en las personas obesas resistentes a esta hormona. Es de recordar que la insulina juega un papel determinante en el control de los niveles de glucosa en la sangre, pues se encarga de permitir que ésta pase a las células para que ser convertida en energía. Por tanto, el consumo de arándanos puede ayudar a controlar la diabetes.