Debe tener un control a la hora de tomar el té de hojas de guayaba, si su objetivo es adelgazar.
Té de hojas de guayaba. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

La fruta que ayuda a eliminar los parásitos intestinales y frenar la diarrea

La diarrea se produce por alimentos contaminados, virus, parásitos e incluso la ingesta de algunos medicamentos, entre otras razones.

La diarrea es una afección común que puede resultar como consecuencia del consumo de alimentos contaminados, virus, parásitos e incluso la ingesta de algunos medicamentos, entre otras razones.

El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de Estados Unidos explica que la diarrea es la evacuación intestinal de heces flojas y líquidas tres o más veces al día. Es un padecimiento que puede ser agudo, persistente o crónico.

La deshidratación y la malabsorción pueden ser algunas de las complicaciones que se presentan cuando una persona tienen esta molestia, aunque normalmente se trata de un padecimiento que dura un corto tiempo. “La diarrea, que dura al menos cuatro semanas, puede ser un síntoma de una enfermedad crónica. Los síntomas de la diarrea crónica pueden ser continuos o aparecer y desaparecer”, explica la biblioteca médica MedlinePlus.

Para tratar la diarrea existen algunos productos naturales que son muy utilizados en la cultura popular. Uno de ellos es la guayaba, fruta a la que se le atribuyen propiedades antioxidantes, antidiabéticas, antihipertensivas, antiinflamatorias, analgésicas, hipocolesterolémicas, antiespasmódicas, antimicrobianas y astringentes, según información del portal de salud y bienestar Tua Saúde.

La guayaba es rica en astringentes como los taninos cuando aún está verde, componentes que ayudarían a controlar esta problemática e inhibir el crecimiento microbiano. “Sobre esta última propiedad, estudios afirman que ciertas bacterias presentan sensibilidad al extracto de las hojas de la planta que produce este fruto”, precisa un artículo del portal Mejor con Salud.

La mencionada fuente asegura que esta fruta es rica en una fibra dietética llamada pectina, que es favorable para combatir afecciones del sistema digestivo, ya que tendría la facultad de contribuir en la limpieza y el bienestar de los intestinos y cita como evidencia una investigación publicada en Experimental & Molecular Medicine.

Otra fruta que combate la diarrea y elimina parásitos

El portal especializado Mejor con Salud menciona que existe una fruta cuyo consumo podría ayudar a aliviar los síntomas de la diarrea. La manzana verde posee propiedades astringentes, es decir, estimula la contracción de los tejidos del vientre y dificulta la evacuación del excremento, sin embargo, también es una fuente rica en fibra, por lo que contribuye a regular el tránsito intestinal.

“Las manzanas verdes inmaduras contienen taninos condensados a niveles 10 veces más altos que las manzanas maduras. El tanino no solo tiene una fuerte actividad antioxidante, sino también una propiedad astringente”, afirma un estudio titulado “Efecto inhibidor de la reductasa y actividad astringente del extracto de corteza de manzana verde sobre queratinocitos humanos y células de fibroblastos”, publicado en el sitio web del National Library of Medicine.

Tratamiento general

En vista de que la diarrea deriva en deshidratación, el tratamiento base consiste en reponer lo fluidos y electrolitos perdidos.

Estas son algunas recomendaciones que comparte MedlinePlus para prevenir la diarrea:

  • Usar solo agua embotellada o purificada para beber, hacer hielo y cepillarse los dientes.
  • Si se usa agua del grifo, hervirla o tratarla con tabletas de yodo.
  • Asegurarse de que los alimentos estén totalmente cocinados (si lo requieren) antes de consumirlos.
  • Evitar frutas y verduras crudas sin lavar ni pelar.

También se recomienda el consumo de probióticos, alimentos o suplementos que contienen microorganismos vivos destinados a mantener o mejorar las bacterias “buenas” (microbiota normal) del cuerpo, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

“Los probióticos actúan principalmente en el aparato digestivo, donde pueden afectar el microbioma intestinal. Este microbioma está formado por muchos microorganismos (en su mayor parte bacterias) que viven en su mayoría en el intestino grueso. Cuando una persona come o bebe suficientes probióticos, estos le ayudan a proteger el aparato digestivo de microorganismos nocivos”

Algunos probióticos naturales son el yogur, aceitunas, Kéfir.