Ácido úrico
El ácido úrico genera dolor en las articulaciones. - Foto: Montaje: Getty Images / Peter Dazeley

salud

La infusión natural que ayuda a bajar el ácido úrico y el colesterol: así se prepara

Tiene propiedades diuréticas que ayudan a expulsar desechos del cuerpo.

El ácido úrico es un químico que se genera cuando el cuerpo descompone unas sustancias llamadas purinas, que usualmente se encuentran en el organismo, pero también en algunos alimentos y bebidas, precisa la biblioteca médica Medline Plus.

La mayor parte de este químico está disuelto en la sangre que viaja directamente a los riñones. Desde allí se excreta por la orina en forma de sales de sodio o de manera libre. No obstante, si el cuerpo produce demasiado o no elimina lo suficiente, es posible que se desarrollen algunas complicaciones de salud.

Dentro de las afecciones que podrían presentarse están la hiperuricemia, gota y también cálculos renales, que en ocasiones bloquean las vías urinarias y causan infecciones renales o insuficiencia renal, precisa un artículo del portal Cuídate Plus.

Información de la compañía de salud Sanitas, de España, asegura que cuando los niveles de ácido úrico se elevan normalmente es debido a una dieta poco equilibrada y con un exceso de carnes rojas, pescado y fructosa, la cual no solo está presente en las frutas, sino fundamentalmente en alimentos envasados y azucarados, como zumos, galletas, cerveza, licores y refrescos light.

La ingesta de una dieta, indica, es la mejor forma de reducir esta sustancia y adicionalmente esto se puede complementar con el consumo de algunos remedios naturales elaborados a partir de plantas. Una de ellas es la alcachofa.

Es un vegetal que cuenta con propiedades diuréticas que ayudan a bajar el ácido úrico rápidamente, pero también a disminuir los niveles de colesterol en el cuerpo.

La alcachofa contiene ácidos linoléico, oléico y caféico que, al asimilarse en el organismo, ayudan a descomponer y eliminar las purinas de la sangre, según lo afirma un estudio realizado por la Universidad Umm Al-Qura, de Arabia Saudita, citado por la revista Mejor con Salud.

En cuanto al colesterol, esta misma fuente menciona una investigación realizada por la Universidad de Pavia (Italia), en la cual se determina que ejerce una potente acción sobre la función del hígado. La relación entre el hígado y el colesterol se sustenta en que este órgano se encarga del metabolismo de las grasas.

Una de las formas más práctica de consumirla es en infusión. Para preparar esta bebida se requiere de una alcachofa y dos tazas de agua. Se lava la alcachofa, se corta el tallo, se retiran las hojas del exterior y se reservan las más blandas. Se agrega el agua en una olla y se pone a hervir. Cuando llegue a ebullición, se adicionan las hojas, se baja el fuego y se deja hervir durante cinco minutos. Pasado este tiempo, se retira la bebida del fuego, se deja reposar y se cuela. Estará lista para consumir.

Sin embargo, es importante tener claro que la alcachofa está contraindicada para las personas que padecen cálculos en la vesícula u obstrucción de los canales biliares, puesto que este vegetal contiene colagogos, estimulantes de la producción de bilis.

Otras opciones naturales

Otras plantas que ayudarían en el propósito de bajar el ácido úrico son el diente de león, la ortiga, la cola de caballo y el apio.

La primera tiene propiedades depurativas y diuréticas y sus compuestos mejoran el funcionamiento de los riñones y el hígado y evitan la retención de líquidos, según lo indica una investigación realizada por el Institute Tai Sophia, de Estados Unidos.

En el caso de la ortiga, es una hierba a la que se le atribuyen bondades antiinflamatorias que estimulan la circulación y disminuyen la hinchazón en la región afectada. Puede ayudar a controlar el dolor que genera la gota, inflamación del dedo gordo de pie.

La cola de caballo, por su parte, es diurética y ayuda a incrementar la producción de orina y, con esto, favorece la expulsión del ácido úrico y demás desechos, según el Mejor con Salud. Finalmente, el apio es bueno para atacar la retención de líquidos y los problemas urinarios.