vida moderna

Las mascarillas para reducir las cicatrices que produce el acné

Antes de aplicar nuevos productos en la piel se debe consultar con un especialista para evitar irritaciones.


El acné es una enfermedad común de la piel. Se da cuando los folículos pilosos se tapan con grasa y células muertas, lo que produce los indeseables granos y espinillas. La mayoría aparecen en el rostro, el cuello, la espalda, el pecho y los hombros y por lo general, este trastorno es más común en la etapa de la adolescencia.

De acuerdo con el portal experto en salud Mayo Clinic, los signos del acné varían según la gravedad del trastorno. Por ejemplo, se pueden presentar irregularidades sensibles rojas, granos con pus en la punta, granos profundos debajo de la piel dolorosos y bultos llenos de pus debajo de la piel.

Nadie sabe exactamente cuál es la causa del acné. Sin embargo, es probable que los cambios hormonales, tales como los que ocurren en la adolescencia o el embarazo, tengan alguna relación con su aparición, aseguran los expertos.

En algunos casos, puede dejar cicatrices y causar sufrimiento emocional. Las personas que sufren de esta afección y desean tratarla de manera natural pueden acudir a ciertos remedios caseros que ayudarán a que las laceraciones de la piel se reduzcan y, luego, desaparezcan.

De hecho, la revista especializada UnCOMO, publicada a través Mundo Deportivo, ha listado una serie de mascarillas con las que es posible aminorar dichas cicatrices y regenerar la piel:

Mascarilla de limón y ajo

Ingredientes: el zumo de un limón, agua y un ajo cortado por la mitad.

Preparación y uso:

1. Exprimir el jugo de un limón en un recipiente y rebajarlo con un poco de agua.

2. Con la ayuda de un algodón, untar la zona afectada.

3. Dejar actuar alrededor de 30 minutos.

4. Coger el ajo, cortarlo por la mitad y untarlo en la piel.

5. Después de unos minutos, enjuagar con abundante agua.

6. Hacer este remedio tres veces por semana hasta tener una piel uniforme.

Mascarilla de yogur, miel y limón

Ingredientes: una cucharada de yogur natural, dos cucharadas de leche, dos cucharadas de miel y un limón exprimido.

Preparación y uso:

1. En un recipiente limpio, poner todos los ingredientes.

2. Mezclar hasta que se consiga una pasta homogénea.

3. Limpiar la piel para que los ingredientes penetren correctamente.

4. Aplicar la mascarilla en las zonas en las que se vean las cicatrices.

5. Deja actuar durante 15 minutos.

6. Enjuagar con abundante agua y poner la crema hidratante de preferencia.

7. Repetir el procedimiento dos veces por semana para notar los resultados.

Además de las mascarillas anteriores, también se puede recurrir a una serie de remedios caseros que traen grandes beneficios para la piel. Algunos de estos, son:

  • Aloe vera: conocido por ser el mejor remedio para muchas afecciones de la piel, explica el sitio especializado en salud Healthline. Para tratar las cicatrices, se debe aplicar el gel directamente en la cicatriz con movimientos circulares. Después de media hora, se debe enjuagar el gel con agua fresca y fría.
  • Vitamina E: según un estudio publicado en Indian Dermatology Online Journal, esta vitamina ayuda a la prevención de enfermedades dermatológicas, contribuye al proceso de cicatrización y previene el envejecimiento prematuro. Mejor con Salud recomienda usarlo diariamente en las noches.
  • Miel: se le atribuyen propiedades antibióticas, siendo un excelente antiséptico para las lesiones de la piel. Aumenta la capacidad de resistencia del organismo a las infecciones, convirtiéndose en un cicatrizante y regenerador de las células de tejidos lesionados por quemaduras diversas, heridas y úlceras, precisa un artículo publicado en la revista Forbes, de México.
  • Aceite de coco: es uno de los productos que más se utilizan para el tratamiento de las cicatrices, debido a que es rico en ácidos grasos y micronutrientes que ayudan a reparar los daños provocados por pequeñas lesiones.