vida moderna

La hierba que ayuda a combatir el acné de manera natural, estos son sus beneficios

No se deben aplicar nuevos productos en la piel sin consultar con la asesoría de un especialista.


El acné es una patología recurrente de la piel que ocurre cuando los folículos pilosos que están abajo de esta se obstruyen. Cuando esto sucede, aparece los incómodos granos o espinillas. La mayoría de las veces, los brotes ocurren en la cara, pero también pueden salir en la espalda, el pecho y los hombros.

Este producirse tras cambios hormonales como los que suceden en la pubertad, periodos menstruales, el embarazo, el uso de píldoras anticonceptivas, así como algunos productos cosméticos y ciertos fármacos.

Según el Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Muscoesqueléticas y de la Piel de Estados Unidos, para la mayoría de las personas, el acné tiende a desaparecer al llegar a los 30 años, pero otros continúan teniendo este problema de la dermis aun cuando llegan a los 40 o 50 años.

Para tratarlo se deben adoptar medidas permanentes, como limpiar la piel con un jabón suave que no cause resequedad dos veces al día y hacer ejercicio. Además, es importante que los granitos no se aprieten ni se rasquen, debido a que se generan cicatrices e infecciones en la piel.

Además, existen algunas plantas medicinales que pueden ayudar a aminorar esta afección naturalmente. Algunas de estas, son:

1. Caléndula: las flores de esta planta son protectores y regeneradoras, por lo que aplicar en la piel un aceite de caléndula, una crema, o una pomada, aminorar el cané y sus secuelas, explica el portal Cuerpo Mente.

2. Manzanilla: actúa como desinfectante para las inflamaciones o lesiones ocasionadas por el acné. Salud180 indica que para ello es posible preparar una infusión. Solo se debe hervir un vaso de agua y dejar reposar allí cuatro bolsas de té. Se deja enfriar, se humedece un algodón y se pasa por todo el rostro, en especial por las zonas afectadas. Una vez hecho esto, se deja actuar por 30 minutos y se retira el té con agua fría.

3. Albahaca: es ideal para curar esta afección. La albahaca purifica la sangre y elimina las toxinas. Sus propiedades antisépticas, antiinflamatorias y cicatrizantes ayudan a mantener la piel libre de impurezas.

4. Diente de león: la savia que se extrae de la flor del diente de león actúa como un tónico facial y gracias a su potente efecto limpiador desinfecta las áreas en donde se encuentra el acné. Además, previene que se extienda a otras zonas. Es rico en minerales como hierro, lo que regenera la piel y previene la aparición de cicatrices.

5. Árnica: es posible elaborar un tónico con esta planta que desinflame, limpie y calme la piel del cutis. Para realizarlo hay que hervir una taza de agua y, cuando comience a bullir, agregar una cucharada de flores de esta. Bajar del fuego, dejarla reposar 30 minutos y rociar en las áreas afectadas.

Cabe mencionar que existen algunos hábitos que pueden aumentar la presencia de acné en la piel. El blog de la farmacia dermatológica SKN mencionó algunos:

  • Usar el tratamiento para el acné solo en la zona afectada: esta práctica es recomendada, únicamente, cuando la enfermedad de la piel ya está controlada y aparecen granos o espinillas de manera esporádica.
  • Compartir maquillaje y utensilios personales con otras personas: es importante mencionar que el acné no es contagioso, pero cuándo se comparten este tipo de productos se pueden traspasar bacterias, células muertas y grasa de una persona a otra.
  • Lavarse la cara con demasiada frecuencia: cuando la piel del rostro se lava en exceso se irrita, lo que puede favorecer la aparición de acné.