vida moderna

Las mejores vitaminas para el cerebro y el estado de animo que aconsejan los expertos

Los alimentos no solo tienen relación con la salud física, en la salud mental también son importantes.


Cuando se habla de un tema como la salud del estado de ánimo y el cerebro, es poco lo que se asocia con la alimentación, pero esta juega un papel fundamental para mantenerlos sanos.

La conexión entre la comida y el estado de ánimo no solo se está volviendo más conocida, sino también más investigada”, así lo señala Teralyn Sell, psicoterapeuta y experta en salud cerebral en palabras que recoge Los Angeles Times.

Para la experta, es indispensable darle importancia a las comidas para tener una buena salud mental. “Cuando no alimentamos nuestro cerebro y cuerpo de manera adecuada o, en algunos casos, no alimentamos en absoluto, preparamos el escenario para una respuesta al estrés”, indica Sell.

La doctora Teralyn Sell aconseja el consumo de proteínas, ácidos grasos omega 3, vitamina D y vitamina B, para el cuidado del cerebro y el estado de ánimo.

Las proteínas ofrecen al cerebro nutrientes como los aminoácidos para crear vías de neurotransmisores. Este nutriente también ayuda a regular el equilibrio del azúcar en sangre y previene los altibajos del estado de ánimo, explica el mencionado portal.

Los especialistas aconsejan las proteínas de origen animal que se encuentran en las carnes, aves, lácteos, queso y huevos. Las proteínas que están en los vegetales como fríjoles, guisantes y granos y nueces también son importantes para la salud, “pero hay que prestar especial atención a la combinación de alimentos para obtener proteínas completas”, advierte la experta citada por Los Angeles Times.

En el mencionado portal indican que las vitaminas B son cofactores de nutrientes que aportan beneficios para el cerebro y la función inmunológica.

La vitamina D también es esencial para el cuidado del cerebro y el estado de ánimo, la cual se puede obtener gracias a tomar el sol de manera moderada, pescados grasos (atún, caballa y salmón) y alimentos enriquecidos con vitamina D, como algunos productos lácteos, jugo de naranja, hígado de res, queso y yema de huevo.

En el portal Clikisalud señalan que la alimentación era considerada anteriormente como muy importante para la salud física y se dejaba en un segundo nivel la salud mental, pero los estudios realizados encontraron que en las comidas también hay un efecto directo en el estado de ánimo.

Por ejemplo, la depresión es un trastorno mental que puede ser causado por diversos factores, pero esta también puede aparecer por los bajos niveles bajos serotonina.

Aunque muchos medicamentos antidepresivos actúan sobre la serotonina, lo ideal es consumir alimentos que contengan nutrientes como la vitamina C, B y D, asimismo los alimentos ricos en proteínas.

La vitamina B1 se puede conseguir en alimentos como carne magra de cerdo, jamón serrano, pistachos, habas secas, avellanas, hígado, maíz, pan integral o ciruelas e higos secos, explica Clikisalud.

Foto de referencia sobre cáncer en el cerebro
Expertos aconsejan el consumo de vitaminas B, C y D para estimular la producción de serotonina. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Por su parte, la vitamina B3 para nutrir el organismo está en los cacahuates, atún, pollo, bacalao, salmón, cordero o puré de patatas.

Las sardinas, nueces, lentejas, frijoles, plátano, aguacate, arroz o pasas, son ricas en vitamina B6.

Según los expertos, la vitamina B12 está en alimentos como las almejas, hígado de res, pescado, crustáceos, cereales fortificados, leche baja en grasa, queso, huevo, pulpo o caviar.

La vitamina C es muy común en frutas como las fresas, bayas, frutas cítricas (naranjas, toronjas, limones y limas), papaya, grosella, kiwi, guayaba, melones, también está en hojas verdes, brócoli o coliflor.

En el sitio web Menshealth destacan las virtudes del ginkgo biloba, el cual aporta nutrientes para mejorar la memoria y la concentración. Según un estudio publicado en el Journal of Psychiatric Research, se encontró que los pacientes que recibieron ginkgo biloba durante cuatro semanas “presentaron una significativa mejoría en los síntomas de ansiedad con respecto a los que tomaron placebo”, señaló el mencionado sitio web.