Tendencias
La mezcla de huevo, avena y miel, ayuda a prevenir la piel flácida y caída en esta zona del rostro. Foto; GettyImages.
La mezcla de huevo, avena y miel, ayuda a prevenir la piel flácida y caída en esta zona del rostro. Foto; GettyImages. - Foto: Foto Gettyimages

vida moderna

Mascarilla casera de melón y huevo para reducir arrugas y exfoliar la piel

La piel del rostro es la que está más expuesta al sol y cambios de clima, por eso se debe cuidar muy especialmente.

La piel es el órgano más grande del cuerpo, por ser externa en el mismo es la que está más expuesta que el resto del organismo, y lo es aún más en el rostro pues es la que recibe los primeros reflejos del sol o el aire (que posiblemente estará contaminado).

Todo esto favorece irremediablemente la aparición de arrugas y manchas en la piel con el paso del tiempo y la edad empieza a notarse, lo que se hace todavía más evidente si una persona fuma, si no descansa, si no se alimenta bien en las horas que el cuerpo necesita y otro tipo de malos hábitos.

Por lo tanto, se debe prestar especial atención al cuidado de la piel, en especial la del rostro ya que al ser la más visible, es la que más protección amerita. En ese sentido, el portal Ajedrea asegura que uno de los errores más comunes es el de lavarse la cara una vez al día, por la noche para quitar el maquillaje.

Manifiestan que expertos y dermatólogos aconsejan lavar la piel del rostro únicamente dos veces al día, ya que más veces podría alterar su equilibrio natural y menos podrían causar a largo plazo puntos negros e imperfecciones. Asimismo, si se usa maquillaje, se debe lavar la cara con un jabón delicado mañana y noche.

En ese sentido, el sitio Hacer familia afirma que para tener y lucir una piel limpia e hidratada es importante realizar una limpieza de la piel al menos una vez a la semana con productos específicos para ello. Allí se aconseja que sean productos que no irriten la piel y que no contengan mucho perfume, pero que sí ayuden a eliminar la suciedad acumulada e hidratar.

También destacan la importancia de dormir y descansar correctamente para el cuerpo, esto porque el sueño es fundamental para que las células de piel recupere fuerzas, además de cuidar también la alimentación llevando una dieta equilibrada.

La miel también contiene proteínas, minerales y vitaminas. Foto: Getty images.
La miel es un atioxidante natural Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

Así, se refieren a no abusar de bebidas gaseosas ni helados, debido a sus grandes aportes de glucosa. Mientras que sugieren la ingesta de alimentos ricos en antioxidantes como la miel, brócoli, tomate, ajo, alcachofas, canela, leche, mantequilla, huevos, entre otros.

Además, recalcan que la piel tiene memoria, es decir, las quemaduras que se puedan sufrir durante la época de verano pueden pasar factura a lo largo de la vida manifestándose mediante hipersensibilidad, alergias o patologías y enfermedades más graves.

Por otro lado, Ajedrea añade que existen distintos estudios que aseveran que los cigarrillos hacen que la piel envejezca mucho antes de tiempo. Esto debido a que el humo reduce la aportación cutánea de oxígeno y circulación sanguínea, favoreciendo un aspecto más envejecido de la piel. Por lo tanto, el consumo de tabaco afecta en particular la zona de los párpados, mejillas y boca. Una razón válida para dejar el cigarrillo.

Así las cosas, Salud 180 expone dos mascarillas que favorecen la limpieza de la piel del rostro y ayudan a disminuir las arrugas:

Mascarilla de avena

Uno de los beneficios de la avena en la piel, es que absorbe la suciedad que se acumula en los poros y evita la deshidratación de la dermis, deja el cutis terso y radiante.

Ingredientes:

Tres cucharadas de avena

¼ de taza de leche

Bowl para mascarillas

Verter la leche y la avena en un recipiente para preparar mascarillas y que esté limpio, dejar actuar la avena durante 10 minutos en la leche hasta que espese. Después aplicar la mezcla sobre la piel con masajes circulares y dejarla por 15 minutos, enjuagar con agua fría.

Mascarilla de melón y huevo

Los nutrientes que brinda el huevo y el melón forman una poderosa mezcla para acelerar la regeneración de las células de la piel.

Se necesitan:

Dos rodajas de melón

Una clara de huevo

Bowl para mascarillas

Machacar las rodajas de melón hasta que quede una pastita, después agregar el huevo y revolver hasta que los ingredientes estén bien mezclados. Aplicar la mascarilla sobre la piel y dejarla actuar entre 30 y 40 minutos. Relajarse. Finalmente enjuagar con agua tibia y repetir el procedimiento tres veces a la semana. El cutis lo agradecerá.