Manchas en la piel por uso del celular
Las manchas en la piel pueden ser producto de años de exposición al sol. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Mascarilla de zanahoria y limón para reducir las manchas de la piel: así se prepara

Si se siente picazón, dolor o hay enrojecimiento en las manchas de la piel se debe consultar a un médico.

La piel es el órgano externo más grande del cuerpo. Elementos en el ambiente, como la luz ultravioleta (UV) del sol, pueden hacer que esta se vuelva menos elástica con el pasar de los años. Así, comienzan a aparecer arrugas y resequedad.

Lo anterior, para muchos puede significar un problema de apariencia sobre todo cuando surgen manchas en la piel por la edad, anteriormente llamadas “manchas del hígado”. Estas suelen ser planas, de color café y frecuentemente causadas por años de exposición al sol.

Estas imperfecciones suelen ser más grandes que las pecas y comúnmente aparecen en áreas como la cara, las manos, los brazos, la espalda y los pies. Aunque las manchas de la piel por la edad son inofensivas, si estas molestan, es necesario hablar con el médico sobre lo que se puede hacer para removerlas.

Se hacen muchos anuncios sobre productos y procedimientos que eliminan las manchas. Algunos métodos pueden ser dolorosos y hasta peligrosos, y muchos procedimientos deben ser realizados exclusivamente por un médico.

Sin embargo, bajo supervisión de un especialista, también existe la posibilidad de aminorar las manchas a través de remedios naturales. De hecho, el portal especializado en belleza Vogue explicó que una mascarilla de zanahoria y limón puede contribuir a este problema.

La zanahoria puede ayudar a tratar estas imperfecciones, pues favorece la renovación de células y reduce la visibilidad de las manchas o cicatrices. En cuanto al limón, es considerado un ingrediente natural efectivo para retrasar los efectos del envejecimiento, además de ser un gran cicatrizante.

Para realizar una mascarilla con estas propiedades se debe seguir el siguiente procedimiento:

1. En una olla poner a hervir agua y agregar la zanahoria.

2. Una vez la zanahoria esté blanda, sacar del agua y triturar con ayuda de un tenedor.

3. Poner el puré en un recipiente junto con una cucharada de miel y el jugo de medio limón.

4. Limpiar el rostro con agua y jabón neutro para que los nutrientes de los ingredientes penetren correctamente.

5. Aplicar la mascarilla en todo el rostro haciendo énfasis en los lugares con manchas.

6. Dejar actuar alrededor de 20 minutos.

7. Pasado el tiempo, enjuagar con abundante agua tibia.

8. Repetir el procedimiento dos veces por semana para notar los cambios.

Además del uso de la mascarilla mencionada, según información en la American Academy of Dermatology, citada por Mejor con Salud, existen algunos hábitos para el cuidado de la piel que podrían conservar por más tiempo la salud de la dermis:

  • Hidratación: para lograr una piel más joven después de los 40 hay que mantener el cutis hidratado, pues suaviza la piel mejora sus características. También es posible aplicar vitaminas, antioxidantes, colágeno, entre otros nutrientes, que ayudan a incrementar las funciones de las cremas hidratantes.
  • Consumo de vitaminas C y E: estas vitaminas son fundamentales para conservar la piel tersa, sin embargo, si no se han consumido los alimentos mucho antes de llegar a los 40 años, es posible que no se pueda detener el deterioro cutáneo.
  • Sérum: aunque no muchas personas los usen, el Sérum es un buen aliado para tener una piel tersa. Se debe aplicar antes de la crema hidratante y se aconsejan aquellas con alto contenido vitamínico o aquellas que tienen efectos reparadores.
  • Limpieza: tanto por las mañanas, como por las noches, hay que realizar una rutina de belleza que limpie las impurezas y ayude a regenerar las células del rostro. Esta se puede realizar con agua tibia, jabón neutro y abundante agua. También es posible usar un desmaquillante adecuado para el tipo de piel que se tiene.