vida moderna

Ojo: para esto no sirve el bicarbonato de sodio

Expertos indican que este producto se puede usar para la cocina y la salud, pero con cierta precaución.


El bicarbonato de sodio (NaHCO3) es conocido por su uso como un antiácido que se toma por vía oral. “Su mecanismo de acción es neutralizante del ácido clorhídrico que se secreta en el estómago”, señalan en el portal Cuídate plus.

Los especialistas también hacen algunas recomendaciones por el consumo del bicarbonato de sodio, por ejemplo advierten que no debe utilizarse más de dos semanas, además, su consumo debe ser de un máximo de dos veces al día.

El bicarbonato de sodio es usado en la cocina, principalmente para la repostería, pero puede ayudar a “tratar los síntomas de algunas afecciones, gracias a sus propiedades medicinales”, explican en el portal Mejor con salud. En el mencionado sitio web sugieren que antes de consumirlo con usos medicinales, es ideal consultar con la opinión de un médico.

En el cuerpo humano el NaHCO3 también sirve para neutralizar la acidez de ácido clorhídrico del estómago, es decir, es un potente antiácido. Los científicos lo utilizan en los laboratorios por sus propiedades alcalinizantes en el tracto digestivo.

Por otro parte, también puede contribuir a aliviar el picor y el dolor en casos de urticaria, de las picaduras y mordeduras. “Además, de acuerdo con algunos estudios, también ayuda a aliviar los síntomas de las quemaduras solares, sobre todo cuando se combina con ingredientes como la maicena y harina de avena”, indican en Mejor con salud.

Pero en el mencionado portal advierten que el bicarbonato de sodio puede dañar la piel en determinadas situaciones cuando no se usa adecuadamente. Por ejemplo, “si se aplica en la dermatitis del pañal, la piel del bebé puede sufrir mucho”. Para estos casos, los especialistas lo descartan y aconsejan el uso de polvos de talco para los bebés.

El bicarbonato tiene varios usos, y una de las preparaciones más comunes es la siguiente:

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
  • 1 vaso de agua tibia (200 ml)

Preparación

Vaciar una cucharada de bicarbonato de sodio en un vaso de agua tibia. Después de esto, se debe asegurar que se disolvió bien. Listo, de esta forma se puede consumir la preparación.

También hay que tener en cuenta que el bicarbonato de sodio no se debe usar en algunas situaciones, pues se debe tener especial precaución en las personas con las siguientes afectaciones:

  • Insuficiencia renal.
  • Insuficiencia cardiaca.
  • Hipertensión arterial.

En Medline plus también señalan algunos casos en los que se debe evitar el consumo de bicarbonato de sodio:

  • Cefalea severa (dolor de cabeza).
  • Malestar estomacal.
  • Vómitos con un material parecido a los granos de café.
  • Pérdida del apetito.
  • Irritabilidad.
  • Debilidad.
  • Necesidad de orinar con frecuencia.
  • Respiración más lenta que lo usual.
  • Inflamación de los pies o piernas.
  • Heces con sangre o negras y alquitranadas (de color petróleo).
  • Sangre en la orina.

Otra recomendación que se hace con el bicarbonato de sodio es que “al aumentar el pH gástrico, puede modificar la absorción de numerosos fármacos y también alcaliniza la orina, por lo que puede modificar la excreción de ciertos fármacos”, así lo explica Yolanda Pontes, farmacéutica comunitaria en Madrid, nutricionista y miembro del grupo de Nutrición y Digestivo de la Sociedad Española de Farmacia Familiar y Comunitaria (SEFAC), además, la especialista indica que hay mejores opciones para tomar en caso de necesitar un antiácido.

Otra sugerencia que hacen en el portal Medline plus es que no se debe consumir el bicarbonato de sodio con el estómago lleno cuando se busca un antiácido, la recomendación que hacen los especialistas es esperar entre una y dos horas para tomarlo luego de las comidas.

A los menores de 12 años de edad no se recomienda suministrar bicarbonato de sodio, “a menos que el doctor lo indique”, explican en Medline plus.