vida moderna

Callos en los pies: cómo eliminarlos con pasta de bicarbonato de sodio

Es importante utilizar el calzado correcto para evitar esta afección.


Los callos y las callosidades son capas gruesas y duras de la piel, que aparecen como resultado de la protección que intenta tener la piel a la fricción y a la presión, según explican los expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Generalmente, suelen formarse en los dedos de las manos y de los pies. Esta no es una afección grave y su tratamiento es fácil. Es muy común en las personas que tienen diabetes u otro tipo de enfermedad que disminuya la circulación de sangre en los pies.

Para identificar que se tiene un callo se deben tener en cuenta los siguientes síntomas:

  • Piel endurecida y gruesa.
  • Piel escamosa y seca.
  • Piel gruesa y endurecida en zonas donde puede ocurrir fricción o presión.
  • Zonas de la piel donde puede haber sangrado y presentarse dolor.

De acuerdo con Mayo Clinic las causas de la formación de callos son fuentes de presión y fricción. A continuación varias de ellas:

  1. Calzado inadecuado: es importante elegir zapatos que no causen incomodidad o dolor al utilizarlos y que tampoco queden muy grandes. Al no utilizar un calzado correcto, puede haber fricción o presión y causar los callos.
  2. No usar medias: al no usar medias con los zapatos, el pie entra en fricción con el material del calzado.
  3. Tocar un instrumento: en algunas personas se pueden formar callosidades luego de la presión reiterada al tocar un instrumento o emplear una herramienta manualmente.

Según indica el portal especializado en salud Medical News Today la pasta de bicarbonato de sodio es una opción para combatir los callos en los pies, pues funciona como una alternativa a las cremas exfoliantes que venden en el mercado.

¿Cómo prepararla?

  1. En un recipiente añadir dos cucharadas de agua y suficiente bicarbonato de sodio para formar una pasta consistente.
  2. Añadir varias gotas de limón.
  3. Limpiar los pies y secar muy bien antes del procedimiento.
  4. Aplicar la pasta en las zonas con callos.
  5. Cubrir las zonas con medias, una venda o gasa.
  6. Repetir nuevamente el tratamiento en la noche.

Tratamiento

Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala algunas recomendaciones para tratar esta afección. Asimismo, brinda recomendaciones para su prevención.

En el caso de los callos recomienda verificar el tipo de calzado que se utiliza para identificar si está causando daño. En caso de que no ajuste bien, lo mejor es cambiarlo. Para el tratamiento se puede proteger la piel afectada con parches para callos mientras sana. Este producto puede adquirirse en farmacias

Por su parte, las callosidades aparecen por un exceso de presión en la piel por afecciones subyacentes como juanetes o dedos de martillos. Para prevenir estas afecciones, Medline Plus recomienda usar guantes para proteger las manos en diferentes actividades.

Otros remedios caseros

Piedra pómez

La piedra pómez es muy conocida en la limpieza y cuidado de los pies. Este elemento se utiliza para exfoliar la piel y retirar la piel muerta y los callos. Según explica el sitio web, este instrumento tiene mayor efectividad después de que la persona haya aplicado una crema que aporte suavidad a la piel.

Es importante sumergir la zona con callos en agua tibia, durante 10 minutos, antes de emplear la piedra pómez. Luego, realizar movimientos circulares para eliminar las células de la piel muerta.

Cremas suavizantes para la piel

El portal resalta las bondades de la vaselina para el tratamiento de los callos. Se debe aplicar en el área afectada y dejar actuar durante toda la noche. Finalmente, usar guantes o medias de algodón para proteger la zona.