vida moderna

¿Qué enfermedades puede curar la avena?

La avena tiene múltiples propiedades que contribuyen a la salud del cuerpo.


La avena es uno de los alimentos más utilizados por sus múltiples beneficios y su alto aporte nutricional, ya que contiene calcio, zinc, cobre, fósforo, hierro, magnesio, potasio, sodio y vitaminas B1, B2, B3, B6 y E.

De hecho, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la avena contiene fibra y consumir una dieta rica en fibra, como 3,6 gramos de avena al día, reduce el riesgo de enfermedad cardíaca.

Además, reveló que comer avena, salvado de avena y otras fibras solubles puede reducir un poco el colesterol total y de lipoproteínas de baja densidad (LDL o “malo”) cuando se consume como parte de una dieta baja en grasas saturadas.

Asimismo, podría ayudar a prevenir la diabetes, pues mejora el control del azúcar en sangre, pero la ingesta de avena junto con insulina puede hacer que el nivel de azúcar en la sangre baje demasiado.

Adicionalmente, informó que tiene tiamina, también conocida como vitamina B1, y esta contribuye a un metabolismo energético normal, así como al funcionamiento normal del sistema nervioso, la función psicológica y la del corazón.

Por su parte, el portal Mejor con Salud reveló cómo cocinar la avena para disfrutar de sus propiedades y lo que se debe hacer es remojar el cereal antes de cocinarlo. Además, al momento de prepararlo lo recomendado es cocinarla con leche para incrementar las propiedades y se necesiten entre 8 y 10 minutos para que el alimento esté listo para servir.

De todos modos, la avena puede producir gas intestinal e hinchazón y, para minimizar los efectos secundarios, las personas pueden empezar con una dosis baja y aumentar lentamente a la cantidad deseada.

Lo anterior, porque el cuerpo se acostumbrará al salvado de avena y los efectos secundarios desaparecerán, pues este, junto con la avena integral, son probablemente seguros para la mayoría de las personas cuando se la usa en cantidades alimentarias, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

No obstante, es importante señalar que ningún alimento por sí solo va a ser capaz de curar una enfermedad.

Recetas con avena

Avena cocida con fresas y banano:

Ingredientes

  • ½ rama de canela.
  • 1 cucharada de miel.
  • ½ taza de fresas.
  • 1 taza de agua.
  • ½ cucharada de avena.
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla.
  • 2 cucharadas de yogurt griego.

Preparación

Primero se debe hervir la canela, el agua y la avena y mientras este llega a su punto de ebullición en un recipiente aparte se mezclan las fresas, el yogur, la miel y la vainilla. Después, cuando la canela, el agua y la avena estén hirviendo se agregan al recipiente y se mezclan y se consume.

Galletas de avena:

Ingredientes

  • 200 gramos de avena sabor chocolate blanco.
  • 1 cucharada de levadura.
  • 2 huevos.
  • 2 terrones de azúcar morena.
  • Una pizca de aceite de oliva virgen extra.

Preparación

En un recipiente se mezclan todos los ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea y espesa para hacer bolitas que después se deben aplastar y se hornean a 200ºC cerca de una cuarto de hora.

Panqueques de avena:

Ingredientes

  • 1 taza de harina de avena.
  • ¼ taza de avena en hojuelas.
  • ¾ taza de leche de almendras.
  • 1 cucharada de aceite de coco.
  • ½ cucharadita de canela molida.
  • 1 cucharada de extracto de vainilla.
  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio.
  • ½ cucharadita de polvo de hornear.
  • Sal al gusto.

Preparación

En una licuadora se deben agregar todos los ingredientes hasta conseguir una mezcla homogénea. En seguida, la mezcla se debe dejar reposando por diez minutos y, por último, en una sartén se agrega un poco de aceite y se añaden entre dos o tres cucharadas de la mezcla y hasta que salgan burbujas se voltea.