salud

¿Qué jugo sirve para subir las defensas?

El sistema inmune se puede debilitar por una alimentación desequilibrada, la contaminación ambiental, el estrés y el sedentarismo, entre otros factores.


Llevar una alimentación saludable y practicar ejercicio físico de forma regular son dos herramientas clave para fortalecer el sistema inmununológico, el cual protege al organismo del desarrollo de enfermedades.

Según información del portal Salud Mapfre, el sistema inmune tiene muchos enemigos dentro de los que destacan una alimentación desequilibrada, el humo del tabaco, la cafeína, la contaminación ambiental, el estrés, el sedentarismo, entre otros.

Estos factores provocan que el organismo y el sistema inmunológico se debiliten, facilitando el contagio de infecciones como gripas, cistitis y resfriados, los cuales pueden presentarse con mayor frecuencia y por períodos más largos cuando las defensas están bajas.

Según el portal de bienestar y salud Tua Saúde, para aumentar las defensas la alimentación diaria debe incluir alimentos ricos en vitaminas y minerales, y una de las mejores formas de hacerlo es a través de la preparación de jugos o batidos que incluyan frutas, vegetales, semillas y frutos secos, que le aporten al cuerpo todos estos nutrientes.

Uno de los jugos recomendados para aumentar las defensas es el de naranja con jengibre, al cual se le puede añadir apio y fresas, fuentes ricas de vitamina C y vitamina B. La naranja contiene importantes cantidades de vitamina C, riboflavina o vitamina B2, además de otras vitaminas del grupo B, vitamina A, selenio, zinc y antioxidantes, elementos que son vitales para recuperar las defensas y fortalecerlas.

El jengibre, por su parte, es fuente de vitaminas A, C, B1, B2 y B6, y también es rico en minerales como calcio, potasio, hierro, manganeso y fósforo. La cantidad de nutrientes y minerales que contiene lo hace ideal para fortalecer el sistema inmunológico. Esta raíz actúa contra los radicales libres que causan daño en los tejidos y son responsables del envejecimiento, a la vez que estimula el alza en las defensas.

Esta bebida se puede consumir en ayunas, 30 minutos antes del desayuno. Si la persona tiene un resfriado o malestar respiratorio, puede tomarlo durante el día y entre comidas.

Para elaborar esta bebida se requiere de seis naranjas, cuatro fresas, un trozo de jengibre fresco y dos ramas de apio. Se lavan muy bien todos los ingredientes, y se trocea el apio y el jengibre quitándole la piel a la raíz. Se exprime la naranja y se agregan dos tazas del jugo en la licuadora, junto con los trozos de apio. Se licúa hasta triturarlos por completo y luego se adiciona el resto del zumo y se mezcla hasta que se unifique la preparación.

Se rebanan las fresas y, junto al jengibre, se depositan en el fondo de una jarra. Se añade el zumo obtenido y se remueve un poco. Se refrigera la bebida durante una hora y luego se consume.

Otras opciones

Otras alternativas de jugos para subir las defensas son el de zanahoria con remolacha, fresa con hierbabuena, papaya y avena. El primero es una combinación rica en betacaroteno y hierro, y se le puede agregar jengibre que posee acción antiinflamatoria y antioxidante, por lo que podría ayudar a prevenir y mejorar enfermedades respiratorias como gripas, tos, asma y bronquitis.

La preparación de fresa con hierbabuena también es ideal para subir las defensas debido a que estas frutas son ricas en vitamina C, un potente antioxidante que ayuda a a combatir los radicales libres que favorecen el surgimiento de ciertas enfermedades.

Además, se le puede agregar yogur natural, que es rico en probióticos que ayudan a mantener la flora intestinal saludable, y menta que actúa como un antiséptico, reduciendo la capacidad de crecimiento de microorganismos en el tracto digestivo.

Por último, el jugo de papaya y avena es beneficioso debido a que contiene vitamina A, zinc, silicio, selenio, omegas y vitamina C, todos componentes ideales para fortalecer el sistema inmune.