Baba de caracol
La baba de caracol es una sustancia rica en proteínas, ácido hialurónico y antioxidantes. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Qué le pasa al rostro si se aplica baba de caracol?

Un estudio reveló cómo esta sustancia natural tiene efectos regeneradores en la piel.

Para mantener la piel del rostro radiante y sana no basta con aplicar crema hidratante o usar varios productos para su cuidado, también se debe acudir a remedios caseros que ayuden a proteger la piel de los radicales libres que provocan el envejecimiento prematuro.

Unos de los problemas más visibles y que preocupa a las personas, en especial a las mujeres, son las arrugas, que se acentúan con mayor frecuencia en la frente y alrededor de los ojos.

Estas líneas de expresión se pueden volver grietas o surcos profundos y también se pueden presentar en la comisura de la boca y en el cuello.

Para mitigar este problema estético, los remedios caseros son ideales para prevenir a tiempo las líneas de expresión, además del cuidado diario que se le debe dar a la piel.

Por ello, desde hace mucho tiempo los expertos en dermatología han aconsejado utilizar la baba de caracol, una sustancia natural que rejuvenece por completo la piel y que desde la antigüedad ha sido utilizada para regenerar los tejidos por sus sorprendentes propiedades.

La baba de caracol es un componente que proviene de los caracoles y es rico en proteínas, ácido hialurónico y antioxidantes, según indica Válquer Laboratorios, un laboratorio cosmético y fabricante de productos cosméticos veganos, naturales y sostenibles.

Asimismo, explican que esta secreción fluida permite preservar la vida del animal y, a la par, trasladar sus beneficios para la reparación y la regeneración de la piel.

Por su parte, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica de Argentina detalla que la baba de caracol contiene alantoína, ácido glicólico, colágeno, elastina y proteínas, entre otros componentes que se describen a continuación:

  • Alantoína: se ha comprobado que este componente es un estimulante de la epitelización de la piel por estímulo de la proliferación celular.
  • Ácido glicólico: esta sustancia hace posible la exfoliación o peeling, eliminando las células muertas que se encuentran sobre la piel. También ayuda a que los demás ingredientes penetren en los folículos pilosos, donde ejercen su acción regeneradora de los tejidos dañados.
  • Colágeno y elastina: estos dos importantes componentes del tejido conectivo de la piel se encuentran en la baba del caracol. Como tal, el colágeno compone el 80 % de la piel y se encarga de mantener una apariencia joven, tersa y saludable en los tejidos cutáneos, pero a partir de los 25 años, el colágeno comienza a disponerse más rápido, generando el envejecimiento de la piel.
  • Proteínas: contribuyen al enriquecimiento y suavidad de la piel.

Además de estos beneficios para la piel, Válquer Laboratorios precisa que la baba de caracol también es ideal para suavizar celulitis y estrías; eliminar y prevenir arrugas; ayuda a eliminar cicatrices, así como marcas de acné; mejora la elasticidad y firmeza de la piel; y estimula la renovación celular.

Ahora bien, estos beneficios están sustentados por estudios científicos.

De hecho, investigadores de los departamentos de Fisiología y Biología de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y de la empresa Industrial Farmacéutica Cantabria realizaron un estudio en el que se demuestra que la baba de caracol tienen efectos antioxidantes y regeneradores en la piel.

Dicho estudio fue público en la revista ‘International Journal of Cosmetic Science’ demostró que la secreción del caracol ‘Cryptomphalus aspersa’ podría utilizarse también en terapias regenerativas de tejidos dérmicos dañados, ya que estimula la proliferación, migración, adhesión y supervivencia de queratinocitos y fibroblastos humanos.

Para llevar a cabo esta investigación, los científicos realizaron ensayos de ‘cierre de herida’ a través de experimentos in vitro con queratinocitos y fibroblastos humanos en cultivo, demostrando que el tratamiento con baba de caracol incrementa la motilidad y la migración de estas células.