Cuidado de la piel, arrugas, envejecimiento, belleza, cutis, japonesa, colágeno, ácido hialurónico
Las mujeres asiáticas han llamado la atención en Occidente debido a su delgada y fina figura, además de su piel de porcelana. - Foto: Getty Images

vida moderna

Tres alimentos que ayudan a tener piel de porcelana

La dieta coreana ayuda en la reducción de las arrugas y el acné, no solo por la calidad de sus materias primas vegetales, también porque cuenta con un bajo consumo de lácteos.

Para nadie es un secreto que las mujeres asiáticas han llamado la atención en Occidente debido a su delgada y fina figura, además de su piel de porcelana. Si bien la genética influye mucho en estas características, no se puede negar que su tipo de alimentación desempeña un papel muy importante, principalmente, en las dietas coreanas.

La gastronomía occidental influye actualmente en la cocina oriental. No obstante, países como Japón y Corea conservan muchas tradiciones de su alimentación que les permite cuidar tanto la salud de la piel como de mantener un peso estable, según el portal Mejor con Salud.

De hecho, se cree que la dieta coreana ayuda en la reducción de las arrugas y el acné, no solo por la calidad de sus materias primas vegetales, también porque cuenta con un bajo consumo de lácteos.

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán (Irán) comprobó cómo las personas que consumen dietas ricas en lácteos tienen casi tres veces más probabilidades de padecer acné y pliegues que aquellas que no abusan de ellos.

Dieta nórdica
En la dieta coreana se destacan verduras al vapor, papas o pescado en diferentes variedades. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Dieta coreana

Ahora bien, los expertos del Korea Food Research Institute señalan que el arroz (llamado ‘bap’) también es una parte imprescindible en esta dieta, así como los platos con caldo de carne o verduras (‘kuk’).

Los entrantes servidos en platillos (conocidos como ‘banchan’) también son un imprescindible en su gastronomía. Suelen estar compuestos por pequeñas raciones de kimchi, verduras al vapor, papas o pescado en diferentes variedades.

Otros platos populares de la dieta coreana son el Japchae (elaborado con fideos celofán, verduras, papas y carne), el Bibimbap (arroz mezclado con vegetales y carne) o el Jjajangmyeon (fideos coreanos con salsa de frijol negra).

Todos ellos tienen como base ingredientes de calidad que, sumado a las técnicas con las que se suelen cocinar, convierten a esta gastronomía en una muy saludable. Además, según los expertos, los platos se preparan en su mayoría hervidos, fermentados, a la plancha, sazonados o encurtidos.

Alimentos en la dieta coreana

Té verde

  • Esta bebida es tradicional en Japón u otros países de Asia, y es uno de los trucos para el cuidado de la piel más populares en todo el mundo.
  • El té verde contiene antioxidantes que son buenos para la piel y ayudan a combatir el daño por el sol, además de que se dice que puede prevenir el cáncer. Los japoneses no solo toman al menos una taza cada día, también lo colocan directamente en su piel.

Espicana

Pescados, alga y mariscos

  • La dieta japonesa incluye muchos productos del mar como pescados y mariscos, esto no solo los ayuda a mantenerse delgados, sino también a combatir el envejecimiento.
  • Las algas están llenas de nutrientes con propiedades antiinflamatorias, los pescados contienen ácidos grasos que son buenos para la piel y pueden eliminar el oxígeno activo que acelera el proceso de envejecimiento.

Otros alimentos

  • Sustitutos vegetales de la proteína animal, como el tofu, soja, las setas shiitake o champiñones.
  • Arroz, ya sea en forma de grano entero o fideos de arroz.
  • Alternativas al arroz como los dumplings, fideos de almidón de tapioca, patata o frijol negro.
  • Verdura, ya sea cruda, cocida o fermentada. Entera o en forma de caldos o sopas.
  • Frutas de cualquier tipo.
  • Productos con proteína animal, incluyendo huevos, carne, pescado y marisco.

Minimizar la ingesta de:

  • Lácteos: leche, queso, yogur, helado y cualquier producto horneado que contenga lácteos.
  • Alimentos procesados o azucarados: dulces, refrescos, bollería o cualquier producto con azúcares añadidos.
  • Alimentos que contienen trigo, como el pan, la pasta, cereales de desayuno, pasteles o harinas refinadas en general.

Recomendación: consultar con el médico nutricionista antes de empezar la dieta coreana, ya que cada organismo es distinto.